El ahorro de energía muestra otra clave para las petroleras

Pueden bajar hasta un 12% los costos. Se trata de utilizar otros equipos de bombeo y hasta fuentes renovables. Oldelval ya lo implementó en la región.

Camilo Ciruzzi

cmailo@yahoo.com.ar

La eficiencia energética en las empresas es otro ítem para bajar costos, sobre todo en estos tiempos. Aplicar una fórmula correcta podría reducir en un 15% por año el costo operativo en algunas compañías de la industria hidrocarburífera.

El ejemplo en la región viene de la mano de Oldelval SA, la compañía que administra buena parte del crudo neuquino y que hoy espera la terminación de un ducto para transportar más petróleo del yacimiento Loma Campana.

Te puede interesar...

La empresa ya aplica la norma ISO 50.001 certificada internacionalmente. Tiene el objetivo de mantener el sistema de gestión de energía, a modo de mejorar la eficiencia del consumo. En término técnicos, se trata de aplicar cuatro pasos básicos como “Plan- do-check-act”, que, traducido, sería planificar-hacer-verificar y actuar. Es que la mejora de la ecuación económica por la optimización de la eficiencia energética se empieza a mirar en clave de dinero. La idea es bajar el consumo, los costos relacionados y también la emisión de los gases de invernadero.

petroleo

Según datos de la Agencia Internacional de Energía (AIE), el porcentaje de gastos gestionables en una industria energointesiva como la petrolera oscilan entre 40% y 60%. En ese sentido, diagramar un plan de ahorro de energía, en función de los costos operativos se transforma en un tema central en la industria. De acuerdo con las mismas estadísticas de la AIE, los costos podían ubicarse entre un 10% y un 20% aplicando un protocolo.

Mónica Carraro, líder del equipo de Gestión de Energía de esa compañía, explicó: “El costo inicial fue bajo porque se trató de horas hombre y de certificaciones para desarrollar un plan de configuración de las estaciones de bombeo”.

Explicó que el ahorro mayor estuvo en cómo se utilizaban las estaciones de bombeo de crudo, en una ecuación producción-bombeo. En algunos casos, debieron poner en funcionamiento las estaciones al límite de la capacidad para apagar otras.

En Oldelval, en lo que va de 2018 se ahorró más de un 12%. Carraro aclaró que el “mayor ahorro se da al principio de la aplicación de la norma”, pero luego hay que invertir en tecnología, por lo que los márgenes de ahorro y gasto se achican cada vez más.

petroleo

Andrea Afranchi, consultora en eficiencia energética, dijo que el desarrollo de los no convencionales es más caro en términos de consumo y la escala en la que se manejan las empresas hace que muchas veces el uso y traslado de equipos no permitan una puesta a punto óptima de su capacidad.

Afranchi tomó como ejemplo las bombas para fractura en los pozos y explicó: “Puede pasar que se compran equipos de bombeo de agua estándar y que pueden estar sobredimensionadas para la cantidad de líquido que deben bombear”.

También se refirió al uso de los generadores. “Bajo el manto de seguridad operativa se tienen todos los equipos en baja carga, y eso es costo de ineficiencia”, dijo Afranchi.

Mario Mochkofsky, vicepresidente de Weatherford para Argentina, Bolivia y Chile, dijo que el gran consumo que tienen en la empresa está en los sets de fractura. “Los motores diésel consumen unos 10 mil litros por cada fractura”. Adelantó que están trabajando para incorporar tecnología y convertir esos motores a gas, “que son más ecológicos y los costos son mucho menores”.

La empresa es otra más que se suma a la política de eficiencia energética.

En contexto

Exigencias en el mundo. Nueva tecnología para el ahorro en oil and gas

Un parque eólico en Chubut y otro método en Neuquén. En Chubut se desarrolla el parque eólico Garayalde para reemplazar los 8 millones de m3 de gas que se extraen de Cerro Dragón para poder producir petróleo de ese mismo yacimiento. En Neuquén se incorporó otra tecnología a para consumir menos energía en la planta de tratamiento de crudo.

Una política que empieza a hacerse eco en las empresas. Según el Reporte de sustentabilidad de 2017 y 2018 de YPF, la implementación de las norma 50.001 es un trabajo en curso. Aclaran que como adherentes a la Agenda 2030 de Naciones Unidas y al Acuerdo Climático de París, trabajan en la reducción de emisiones, control de ductos, captura y rehúso de emisiones de carbonos.

Un costo más que importante. La eficiencia energética es la clave que se declama. Según datos de AIE la cadena de producción de petróleo y gas, incluyendo refinación y petroquímica, consume el 22% de la energía producida en la industria del oil and gas.

Fuente:

¿Qué te pareció esta noticia?

Noticias Relacionadas

Deja tu comentario


Lo Más Leído