El Azul busca mantenerse en el TDI A: historias de grandes esfuerzos y compromiso

Trabajos y estudios paralelos a la gran pasión por la ovalada.

POR MARTIN GAMERO / deportes@lmneuquen.com.ar

Neuquén recibirá hoy a Taraguy RC de Corrientes (15:30) para mantener la plaza en el Torneo del Interior A. Detrás de este desafío puntual, hay lindas historias de sacrificio de algunos de los protagonistas que vale la pena conocer. Gabriel Ochoa (ex jugador y hoy en el cuerpo técnico), Gastón Gader (tercera línea) y Benjamín Hernández (entrenador) representan al club neuquino de rugby hace muchos años y en ellos tres se sintetiza la pasión y el compromiso que recorre a cada uno de los integrantes del plantel azul.

Ochoa llegó al club hace 31 años. Tenía 4 cuando su papá -entrenador de minirrugby- lo llevó por primera vez. También el progenitor de Gader fue quien lo acercó al equipo a los 6 años. En tanto, Hernández arribó gracias a dos amigos (“Chicato y Bardi”, como él los nombra).

No es fácil sobrellevar una familia, el trabajo y los estudios sin resignar la pasión. Pero se puede y ellos lo demostraron.

“Estudié Ingeniería Eléctrica en la Universidad del Comahue y me recibí en 2010. Ahora trabajo en la empresa PECOM (ex Skanska)” afirma el ex medio scrum Ochoa.

“Hace 26 años soy docente en la EPET 9 de Plottier. Actualmente doy un taller de electricidad de primero y segundo”, explica el entrenador del NRC. Por su parte, Gader trabaja en el petróleo. “Me recibí en 2011 de ingeniero químico. Desde el 2013 que trabajo en Oleoductos del Valle SA”.

p28-f02-informe-esp2.jpg

Obligaciones que acumulan horas y años de sacrificio. “En 2002 se jugaba el regional con Mendoza y se viajaba finde por medio. Me hice el hábito de estudiar en el cole y en época de parciales me quedaba haciendo trabajos prácticos en los hoteles el día antes del partido”, recuerda Ochoa, ejemplo de compromiso y amor por el rugby. “Muchas veces tuve que arreglar con mi jefe para jugar en NRC, sobre todo para estar los fines de semana” subrayó Gader, otro que hizo malabares para no fallarle al Azul.

“Ser docente me ayuda también en el rugby, ya que es un plus que te enseña a buscar diferentes estrategias para enseñar y aprender”, apuntó Hernández. El coach se anima a definir a Gabriel, a quién dirigió hasta el año pasado, y a Gastón, actual octavo del Azul: “Son tipos solidarios, frontales y leales. Siempre dispuestos”.

Ojalá que hoy puedan terminar otro gran trabajo...

Fuente:

¿Qué te pareció esta noticia?

Noticias Relacionadas

Deja tu comentario



Lo Más Leído