El boom de la cerveza artesanal llegó a los celíacos

El boom de la cerveza artesanal llegó a los celíacos

Georgina Gonzales

gonzalesg@lmneuquen.com.ar

Neuquén.- La explosión del mercado de la cerveza artesanal en Neuquén dejaba mirando desde afuera a casi un cuarto de la población: los celíacos no pueden consumir cebada. Pero entre las 67 cervecerías habilitadas en la ciudad hay un local que se acordó de ellos y trae cerveza libre de gluten.

El comercio abrió sus puertas en octubre pasado y está ubicado en Salta al 100. Allí, entre la recarga de botellones, tan cotidiana hoy en día, tienen una cámara de frío para los porrones de dos marcas de cerveza que son a base de otro cereal: el sorgo.

Todo empezó cuando Tomás Álvarez y Germán Gatti, ambos estudiantes de Administración de la Universidad Nacional del Comahue (UNCo), decidieron abrir un growler. Ambos tienen otro amigo, Iván, que es celíaco y que al enterarse del emprendimiento les pidió que no se olvidaran de él, que hasta el momento estaba resignado a tomar fernet o vino cuando se reunían.

Sin conocer si existía o no cerveza para celíacos, los jóvenes emprendedores empezaron a investigar hasta que dieron con dos marcas que producen cerveza artesanal a base de sorgo y maíz. Se trata de Straus, que se fabrica en Rosario, y Antigua, de la localidad bonaerense de Berisso. “No tenían teléfono en las páginas así que les mandé miles de mails hasta que me contestaron, y aunque hasta el momento no mandaban a Neuquén, estuvieron abiertos a probar y fue un éxito”, contó Tomás.

La llegada de los celíacos fue de a poco. Y creció mucho cuando Fernando, un hombre con esta enfermedad que trabaja en una gráfica, se enteró de la novedad y les regaló sin dudar el logo que hoy se estampa en la vidriera y que avisa que hay cerveza sin TACC.

Por semana los chicos están vendiendo 240 botellas de 333 milímetros, a precios que oscilan entre 60 y 70 pesos.

240 botellas por semana se venden. Para quienes padecen celiaquía es un alivio.

“Fue como volver a nacer”

“No sabés lo que es para una persona grande que le digan que no puede tomar más cerveza porque es celíaco. Esto fue como volver a nacer”, dijo Fernando Quinteros (38). “Ellos fueron solidarios e incluyeron a un público que está olvidado”, contó el hombre que, en agradecimiento, hizo el logo de Valhalla Paraíso Cervecero.

Fuente:

¿Qué te pareció esta noticia?

Noticias Relacionadas

Deja tu comentario



Lo Más Leído