El calor no llega y pocos se anotan en clubes del Limay

El que quiera asociarse en diciembre deberá pagar un 40% más.

Andrea de Pascalis
depascalisa@lmneuquen.com.ar

NEUQUÉN
Se acercan las vacaciones y el calor plantea un interrogante recurrente: ¿Qué hacer cuando el sol apremia y las altas temperaturas exigen una salida? El río Limay es la mejor opción para los que están en la ciudad. Sin dudas, sus aguas hacen que el verano sea el gran momento del año para disfrutar de este paisaje, pero cuando llega la hora de elegir, muchos prefieren otras comodidades y descartan los balnearios municipales. La decisión entonces pasa por encontrar un club para pasar la temporada.

Las familias son las primeras en pensar en esta idea, y cuando se abre el abanico de posibilidades, las respuestas no son muchas, aunque sí variadas. Para los previsores, el mejor momento del año para pensar en inscribirse a un club es este.

La posibilidad de conseguir lugar aún está abierta en todos los centros recreativos de la cuidad, pero se sabe que a medida que se acerca diciembre las opciones empiezan a desparecer, porque los cupos se agotan o los valores de inscripción se incrementan tanto que terminan siendo una restricción para los que no pensaron antes cómo pasar el calor neuquino.

Algunos clubes cierran los cupos a medida que avanza el verano o aumentan los precios para reducir la demanda.

Los valores varían entre unos y otros, pero las diferencias no son muy amplias, con lo cual la elección pasa por otras cuestiones. Están los que dan al brazo del Limay y ofrecen el río como principal atracción, o los que se encuentran desparramados por la ciudad y que tienen la opción de la pileta.

En la fila de clubes que se encuentran sobre la calle Río Negro, coincidieron en que en esta época del año hay lugar, pero que hacia fines de diciembre comienza a cerrarse el cupo. "Por lo general en diciembre se llena, pero también es raro que en enero alguien se quiera hacer socio. Esto es porque todos los años hay bajas y también altas, y el cupo tiene que ver con poder brindar los servicios a todos", resumió Gilda, del Italiano, quien dijo que lo que se busca por lo general es tranquilidad y un ambiente familiar.

"Si el cupo se llena, cerramos las inscripciones para no sobrepasar la capacidad del club. Buscamos que el socio esté cómodo y quiera venir", comentó Fabián, administrador del Santafesino, quien consideró que la gente busca seguridad. En ese balneario los chicos pueden andar sin inconvenientes: "Hay mucho sentido de pertenencia al club".

En la misma franja, el Club Biguá no cierra su cupo en el verano, pero a medida que pasan los meses los valores de inscripción se incrementan; no se acepta el pago de matrícula en cuotas y de esta manera se controla el exceso de nuevos socios.

La otra opción son los clubes que ofrecen la temporada de pileta. En estos casos, la posibilidad para inscribirse está vigente toda la temporada y algunos no exigen asociarse, sino un pago por el uso del natatorio por la temporada a valores más altos que para los socios. En todos los casos, se suman las parrillas, los quinchos y las sombras de los árboles que más de un neuquino busca cuando decide pagar un club para soportar el sofocante verano capitalino.

CIFRAS
$5000 cuesta la matrícula en el club más caro. Es el monto máximo que se cobra hoy por grupo familiar. A medida que se acerca diciembre, sube a 7 mil y se exige el pago en una sola cuota. La cuota social que varía entre los 300 y los 500 pesos.

$2800 es el máximo valor de la matrícula para una persona. Los montos varían entre los 2300 y los 2800. Hacia diciembre llegan a los 4 mil. En este caso la cuota social es de 200 en promedio. En todos los clubes hay promociones a estudiantes y jubilados.

4 son los balnearios públicos de la ciudad. En el Limay están: Sandra Canale, en la calle Gatica; Río Grande, sobre Avenida Olascoaga; Albino Cotro en Linares al fondo; y el único del oeste, el balneario Valentina Sur.


Las colonias de vacaciones y las clases de canotaje son para todos

NEUQUÉN
Todos los clubes de la ciudad ofrecen colonia de vacaciones para los más chicos. Socios y no socios pueden inscribirse y pasar el verano entero o algunas semanas bajo el cuidado de profesores de Educación Física y en compañía de otros chicos de su edad.

La oferta es variada, así como los precios y horarios. Por la mañana, por la tarde o doble turno, las colonias de verano se convierten en una de las únicas opciones para los padres que deben continuar con su rutina laboral y para los niños que prefieren estar al aire libre. Los precios aún no están en carpeta, aunque algunos estimaron que el mes completo -media jornada- alcanzará los dos mil pesos, un poco más o un poco menos. También ofrecen servicios de transporte, pero eso suma otro costo.

Canotaje
La otra oferta en los clubes de la ribera son las clases de canotaje que atraen en el verano a más de un neuquino. Con experiencia o sin ningún tipo de conocimiento, esta opción es una de las más buscadas durante el verano en estos establecimientos recreativos.

Durante la mañana o después de las 19 -cuando ya empiezan a mermar los bañistas dentro del agua- comienzan las clases de canotaje. No es condición ser dueño de una embarcación para aprender este deporte. Todos los clubes ofrecen además de las prácticas, los elementos de seguridad y las canoas.

Los valores actualmente varían entre los 300 y 400 pesos por mes. Para los socios siempre hay un precio especial, pero en este caso -como en las colonias- cualquier vecino puede tomar clases, siempre y cuando el cupo no esté completo.

Fuente:

¿Qué te pareció esta noticia?

Noticias Relacionadas

Deja tu comentario

Lo Más Leído