El coronavirus o los femicidios

La cantidad de víctimas afectadas por el coronavirus ni siquiera se asemeja a los femicidios en Argentina.

El martes, el primer caso de coronavirus en el país convocó a una cadena nacional con el ministro de Salud de la Nación, donde se dieron los detalles del primer infectado y el protocolo a seguir. Horas antes, el Observatorio de las Violencias de Género “Ahora que sí nos ven” aseguró que en enero y febrero hubo 63 femicidios en Argentina, es decir que una mujer fue asesinada cada 23 horas. Si sumamos que en los primeros cuatro días de marzo hubo cinco femicidios, la “epidemia” crece.

La atroz estadística no pasó desapercibida. Fue levantada por todos los portales de noticias del país, difundida a través de las redes sociales y comentada entre las organizaciones de mujeres de Argentina. Ahora bien, ¿fue tan relevante como para convocar a una cadena nacional? La respuesta es no. Y por qué. ¿Quién determina la relevancia? Para las autoridades gubernamentales pareciera ser un dato más que asesinen a una mujer todos los días y no una preocupación.

Te puede interesar...

Los distintos estamentos del gobierno nacional, provincial y municipal se llenan la boca hablando de la implementación de la Ley Micaela y sus programas para prevenir la violencia machista. Sin embargo, no alcanza. Las estadísticas demuestran que no solo la cantidad de víctimas de femicidio no disminuye, sino que la brecha de tiempo entre uno y otro es cada vez más corta. A eso se suma que cada nuevo femicidio es más atroz. El odio machista parece exacerbarse con el reclamo feminista.

Las mujeres no somos histéricas ni exageradas. Estamos cansadas de que nos maten. Estamos cansadas de perder hijas, amigas, hermanas, madres, tías, vecinas, compañeras. No tenemos miedo de morir por un virus, pero sí de ser asesinadas por un macho.

Fuente:

¿Qué te pareció esta noticia?

Noticias Relacionadas

Deja tu comentario

Lo Más Leído