El derrumbe del petróleo vuelve a hundir las bolsas mundiales

Esta mañana el precio del barril se cotizaba nuevamente cerca de los 30 dólares.

El nuevo debilitamiento de la cotización del petróleo cortó en seco un corto repunte de las bolsas mundiales, que el martes retomaron la cuesta descendiente, con fuertes caídas en Asia y pronunciados descensos en Europa.

En Europa, las caídas se fueron sin embargo temperando después de la apertura, cuando cedían en torno al 1,5%. A eso de las 10H30 GMT, el índice FTSE-100 de Londres perdía 0,71%, el Dax-30 de Fráncfort 0,73%, el CAC-40 de París 0,72% y el Ibex-35 de Madrid 0,43%.

En Asia, el índice Nikkei de Tokio perdió 2,35%, el Hang Seng de Hong Kong 2,5% y el índice compuesto de Shanghái tuvo un hundimiento de 6,42% y la de Shenzhen de más de 7%.

La cuesta descendente ya se había iniciado el lunes en Wall Street, donde el Dow Jones cedió 1,29% y el Nasdaq 1,58%.

"El optimismo que se había apoderado de los mercados a fines de la semana pasada no habrá durado mucho", resumieron los economistas de Crédit Mutuel CIC.

El rebote había sido impulsado por las expectativas de medidas de reactivación que dejaron entrever el Banco Central Europeo (BCE) y el Banco de Japón, así como por un amago de repunte del barril de petróleo, pero los inversores perdieron pronto sus ilusiones.

Pues los términos de la ecuación, de hecho, no han variado: los países de la OPEP siguen negándose a limitar su producción de crudo, inundando el mercado en momentos en que la demanda se reduce por la desaceleración de China.

El martes por la mañana, el precio del barril se cotizaba nuevamente cerca de los 30 dólares el barril en las operaciones electrónicas de Asia, después del breve repunte de la semana pasada.

"Mientras no haya visibilidad en la oferta y la demanda siga decayendo, el barril seguirá en baja", estiman los analistas de Aurel BGC.

Una caída acelerada por la caída de los mercados chinos, que demuestra que "los inversores siguen muy nerviosos", señalaron los expertos de Aurel BGC, al tratar de explicar la caída en picada de las bolsas de Shanghái y Shenzhen.

"Algunos inversores ya no tienen ningunas ganas de luchar contracorriente antes del Año Nuevo lunar [a inicios de febrero] y el mercado se vuelve entonces más vulnerable: apenas se acentuó el repliegue, se dejaron ganar por el pánico y empezaron a vender" acciones, explicó a la AFP Zhang Yanbing, analista de la correduría de bolsa Zheshang.

La caìda del petróleo golpea a demás con fuerza a los mercados de los países productores.

En Rusia, que obtiene la mitad de sus incresos fiscales del petróleo y el gas, la Bolsa de Moscú caìa más de 2% y el rublo se acercaba a los niveles más bajos de su historia frente al dólar.

Fuente:

¿Qué te pareció esta noticia?

Noticias Relacionadas

Deja tu comentario

Lo Más Leído