"El gas de Vaca Muerta tiene mercado en China"

José Luis Sureda. El ex subsecretario de Hidrocarburos de la Nación considera que la apuesta debe ser la de afianzar el mercado interno y llegar a Asia.

POR FERNANDO CASTRO / fcastro@lmneuquen.com.ar

El ex subsecretario de Hidrocarburos de la Nación, José Luis Sureda, cree que el mercado para el gas de Vaca Muerta se encuentra en China, transitando la ruta de los proyectos de gas natural licuado (GNL) que permitirían salir con el fluido desde Bahía Blanca. “Pero tenemos que tener la certeza de que vamos a poder cumplir un contrato a 20 años si lo firmamos”, dijo. Respecto del corto plazo es más optimista sobre la producción de petróleo, que tiene mercado y el respaldo de infraestructura ociosa de transporte.

–¿Qué ve en los próximos meses para el shale gas?

Primero, soy optimista con respecto al gas de vaca muerta. Aunque creo que el petróleo se va a poder desarrollar más rápido. La cuenca neuquina tiene una capacidad ociosa de unos 140 mil barriles de petróleo. 110 mil por el trasandino saliendo por Chile y unos 40 mil por Oldelval a Puerto Rosales. ¿Cuál es el cuello de botella? La logística y la arena. La arena cuesta casi u$s 200 la tonelada, y en Estados Unidos sale unos u$s 60. Pero si nos saltamos la coyuntura, el futuro es excelente para el petróleo. Vaca Muerta se puede bancar un precio de u$s 50 el barril.

–¿Y el caso del gas?

Para el gas natural, los caños van a estar llenos este invierno. Dudo que haya mucha actividad porque, de haberla, habrá que cerrar pozos. Para mí, el gas natural estará en una suerte de compás de espera hasta que maduren desarrollos de infraestructura. Comparto el optimismo de la Secretaría de Energía, pero no los plazos sobre Vaca Muerta, por muchas razones. Por ejemplo, en el puerto de Bahía Blanca, que tiene una cala de acceso para los barcos más grandes del mundo, y es espectacular, hay que rellenar unas 400 hectáreas para admitir nuevos proyectos importantes: un tren de GNL tiene unas 40 hectáreas. Si lo hacen hoy, a mediados de 2021 recién podrías poner en marcha un tren.

–¿Es mucho tiempo o poco en términos de negocio?

En ese plazo hay que negociar contratos. La demanda está en China. El mercado que más rápido crece está en China. Hace 6 años era un pequeño importador de GNL y hoy es el segundo importador del mundo, peleándole el lugar a Japón.

–¿Qué más se puede hacer para ganar esa pulseada al tiempo?

Hay un trabajo por hacer que es desarrollar almacenamiento subterráneo, que le daría seguridad al mercado interno ante las exportaciones. Algunas empresas lo están empezando a mirar, todas con distinto grado de intensidad están empezando a mirar esto y ojalá que se haga. Le da al mercado argentino una seguridad de suministro importante.

MAS-E-p10-pieza.jpg

–¿Qué más se necesita para poder salir al mundo con gas de Vaca Muerta?

Tener la certeza de que vamos a cumplir. Si uno va a firmar un contrato a 20 años para proveer GNL, tiene que estar seguro de que va a poder ser consistente en ese suministro, llueva o truene. Y para eso se requiere un país un poco más predecible que el que tenemos hoy. Pero para mí el panorama es muy positivo. Hay un camino trabajoso por recorrer. Hay una enorme oportunidad para la industria argentina. Esto no es un proyecto entre dos privados, sino que es un proyecto de país.

–¿Cómo ve lo del ducto Vaca Muerta-Rosario?

Pero el caño que va a Rosario no va a capturar nuevos mercados de relevancia. En el cortísimo plazo, nos va a solucionar el tema de más producción que demanda. Para eso es importante.

–¿No es una opción para llegar a Brasil?

Habría que hacer alguna obra complementaria. Pero primero nos tienen que comprar el gas. Brasil, en el pre-salt, produce 65 MMm3/día. Dos tercios de esa producción la inyecta para tener más presión en reservorios para producir más crudo. Porque no tienen mucha demanda de gas, porque le compran a Bolivia. El año que viene termina el contrato de Bolivia y (el presidente Jair) Bolsonaro quiere privilegiar el gas de Brasil. Por ejemplo, el yacimiento Lula produce más que Loma La Lata en su mejor momento.

–¿Entonces, cuál es el verdadero objetivo para el gas?

China nos puede comprar 60 MMm3 de gas sin problema. Tres plantas de GNL, que salen unos 5000 millones de dólares de cada una. La instalación permite unos 5 millones de toneladas por año y la instalación cuesta mil dólares la tonelada, más la infraestructura asociada y el desarrollo de producción. Hay que afianzar todo el marcado interno que se pueda, reemplazando en la zona del litoral las centrales que funcionan a gasoil por el gas que se produce en Neuquén. Creo que ese es el contexto adecuado para Vaca Muerta.

Fuente:

¿Qué te pareció esta noticia?

Noticias Relacionadas

Deja tu comentario