El lugar inhóspito de la Tierra donde no viven ni las bacterias

Las condiciones del complejo geotérmico de Dallol, en Etiopía, lo hacen un sitio inhabitable.

Encontraron un verdadero infierno en nuestro planeta. A pesar de que la Tierra es considerada un planeta privilegiado por su ubicación para la existencia de vida, una reciente investigación encontró un lugar inhóspito, donde ni la vida microbiana logra prosperar: el complejo geotérmico de Dallol, ubicado en el desierto de Danakil, Etiopía.

A pesar de sus colores muy llamativos y piscinas en tonos amarillos y verdes, esas aguas africanas contienen una salmuera tóxica y saturada de gas, cortesía de un volcán escondido.

Te puede interesar...

“Identificamos dos barreras fisicoquímicas que impiden que la vida prospere en presencia de agua líquida en la Tierra y, potencialmente, en otros lugares”, dijo Jodie Bellila, investigadora principal

En la reciente investigación, que fue llevada a cabo por los especialistas del Centro de Astrobiología de España, se recogieron muestras de cuatro zonas diferentes entre 2016 y 2018. Al principio, se hallaron bacterias y arqueas pero los científicos rechazaron tales pruebas porque consideraron que estaban relacionadas con “contaminantes de laboratorio” y algunas eran introducidas por los humanos durante expediciones y visitas turísticas al sitio. “Se trataba de nanobacterias, unos microbios 1000 veces más pequeños que bacterias normales, que hasta ahora solo se habían descubierto en chimeneas hidrotermales, en el océano. La mayoría de ellas estaban relacionadas con el conocido kit de biología molecular y contaminantes de laboratorio”, comentó la bióloga Jodie Bellila.

Hierro: Sus aguas tienen un alto nivel de magnesio y la unión de hipersalinidad e hiperacidez.

Después, los investigadores descubrieron dos aspectos que lo hacen un espacio inhabitable: por un lado, tiene un alto nivel de magnesio, con la capacidad de destruir toda formación celular -se denomina a este proceso actividad caotrópica-, y el segundo obstáculo es que está formado por la unión de hiperacidez e hipersalinidad. “Identificamos dos barreras fisicoquímicas principales que impiden que la vida prospere en presencia de agua líquida en la Tierra y, potencialmente, en otros lugares”, agregó la investigadora. Es decir, el hecho de que haya agua no implica que exista la vida.

Lo que sí descubrieron los científicos en el complejo geotérmico de Dallol fueron microfósiles, cuyos detalles buscarán precisar con nuevos estudios.

Fuente:

¿Qué te pareció esta noticia?

Noticias Relacionadas

Deja tu comentario

Lo Más Leído