LMNeuquen trabajadores

El miedo al desempleo le saca fuerza a las paritarias

Hay miles de puestos en jaque en los sectores privados más grandes. Al parate de la pandemia se le sumó la crisis petrolera.

Los gremios del sector privado provincial están más preocupados por la conservación de los puestos de trabajo que por una recomposición salarial. Al parate económico por la pandemia se le sumó la crisis petrolera, que arrastró tras de sí a los demás sectores económicos. Por eso, los sindicalistas priorizan hoy el freno a los despidos, aunque eso implique que la discusión por los sueldos quede entre paréntesis hasta nuevo aviso.

En Petroleros, días atrás acordaron un sueldo tope de 60 mil pesos hasta agosto para 17 mil trabajadores sin tareas, como paliativo para sostener las fuentes de trabajo. En ese contexto, con las operadoras no se habla de aumentos, sino de nuevas condiciones de productividad.

Te puede interesar...

Al igual que Petroleros, miles de trabajadores de Uocra (construcción) y Camioneros están inactivos en sus casas. Son más de 2500 en la construcción y un millar de transportistas.

Víctor Carcar, titular de Uocra Neuquén, contó que muchas empresas van a pagar el aguinaldo en dos cuotas y recién este mes consiguieron cobrar una recomposición salarial pendiente desde febrero, del 4,2 por ciento. “Igual, el problema más grave es que tenemos a muchos en la casa, el único yacimiento nuestro trabajando es Sierras Blancas, de Shell, y nos preocupan los puestos de trabajo que perdimos”, enfatizó.

Reconoció que, en lo salarial, “este año tuvimos reducciones más que aumentos, porque algunos están en casa con dos salarios mínimos y a otros les bajaron el 25 por ciento, que fue el acuerdo en Buenos Aires que se prorrogó”. Agregó que, por ahora, no piensa en paritarias “porque tenemos que ver qué pasa con los yacimientos; hoy, la negociación pasa por ahí”.

Carlos Roja, de Camioneros Neuquén, coincidió en el diagnóstico. Después de varios paros, lograron que la mayoría de las empresas pague los sueldos completos y cancele el aguinaldo en dos cuotas, entre julio y agosto. De recomposición salarial, nada.

Roja contó que tuvieron paritarias en diciembre “y tendríamos que arrancar otra vez ahora, porque era por seis meses, pero estamos con el 70 por ciento de nuestra gente del petróleo parada y queremos ver si eso se reactiva”. Remarcó que exigirán una mesa salarial, aunque el foco está puesto “en solucionar la situación de los parados”.

El titular de UTA, Javier Soto, comentó que ellos cobraron los sueldos y el aguinaldo sin problemas “porque nos anticipamos con los empresarios y los subsidios provinciales, pero fue para 900 afiliados de corta y media distancia; tenemos otros 500 de larga distancia que dependen del famoso ATP para tener un ingreso”.

Indicó que los sueldos de los choferes “vienen atrasados, porque recibimos un incremento del 18,3 por ciento cuando empezó el año y entonces veníamos un 40 por ciento abajo, que hoy será un 60 con la inflación”. Reconoció no obstante que la negociación en lo inmediato “es por los puestos de trabajo, para que Nación y Provincia mantengan los subsidios, porque hay que ver qué pasa después de la cuarentena; por ejemplo, si Indalo va a volver a poner 120 coches en la calle o van a ser 80 y qué va a ser de la continuidad de toda esa gente”.

En Gastronómicos y Comercio, el panorama es similar al de otros sectores de servicios. La pulseada por el pago de sueldos a término y la conservación del empleo corrió de la escena la recomposición salarial. No hay fechas ni plazos para reabrir las paritarias en medio de la pandemia.

Recuadro-página-3.jpg

-> El poder de compra del salario se depreció

La inflación superó el 11 por ciento en lo que va del año, en Neuquén. Es el índice de precios al consumidor (IPC) acumulado a mayo, aún está pendiente la medición de junio, que se conocerá mañana. Al no tener paritarias para 2020, la mayoría de los trabajadores estatales y privados perdió poder de compra.

Los empleados provinciales tuvieron un reajuste de sueldos en enero, que los puso al día con la inflación de diciembre de 2019. Ellos, como los demás sectores que no alcanzaron a negociar para 2020, pueden comprar hoy un 11 por ciento menos que a principios de año.

En la Legislatura, pese a que se trata de un poder autárquico y tienen fondos disponibles, el acuerdo por IPC también se cayó en enero. Lo mismo ocurrió con los empleados judiciales.

Uno de los pocos gremios que mantuvo los sueldos al nivel de la inflación es Sitramune, el de municipales capitalinos. Como firmaron la continuidad del reajuste por IPC en marzo, poco antes de la cuarentena, percibieron un 8 por ciento de incremento con los salarios de abril. Para el mes que viene, tendrán un segundo aumento para terminar de ponerse al día.

Los gremios privados suelen renovar sus acuerdos salariales en marzo. Como la mayoría no tuvo paritarias para 2020, esos trabajadores perdieron casi 5 puntos de poder adquisitivo entre abril y julio. Sin embargo, la brecha en muchos casos es mayor porque, salvo excepciones, todos arrastraban incrementos por debajo de la inflación desde 2018.

Changuito-vacío-supermercado.jpg

Lo más leído

Leé más

¿Qué te pareció esta noticia?

12.307692307692% Me interesa
6.1538461538462% Me gusta
7.6923076923077% Me da igual
3.0769230769231% Me aburre
70.769230769231% Me indigna

Noticias relacionadas

Dejá tu comentario