El oeste asfaltado trajo el problema de la velocidad

La mejora transformó en pistas de carreras algunas calles troncales.

Andrea de Pascalis
depascalisa@lmneuquen.com.ar

Neuquén.- Cuando el asfalto llega, transforma los barrios y la vida de los vecinos. En poco tiempo, el pavimento deja en el olvido lo que eran las calles de tierra y piedras, y las convierte en nuevos caminos para los que transitan la ciudad hacia diferentes destinos.

Esta mejora sustancial les cambia la cara a varios barrios y hasta eleva el valor de viviendas y genera nuevos centros comerciales. Pero la transformación también impacta en la circulación, y preocupa el descuido de algunos automovilistas que asumen que el asfalto es una pista de carreras.
En los últimos años se pavimentaron calles troncales que generaron vías más fluidas, con el objetivo de que también fueran una forma de circulación más segura. Pese a las buenas intenciones, no siempre fue así.

"Por un lado, fue muy positivo; pero, por otro lado, los autos pasan muy fuerte y es peligroso por los nenes que jugaban en la calle", opinó Margarita, quien vive hace cuatro años sobre calle Yupanqui, una vía que se terminó de asfaltar en agosto de 2015, e inmediatamente se convirtió en un camino de conexión entre el oeste y la zona norte de la ciudad.

En este punto de la capital creen que la mejora modificó la vida del barrio. Cuentan que entre las seis y las siete de la mañana hay mucho tránsito y hay pocos momentos del día donde la velocidad no se vuelve una rutina: "Van tan rápido que hace poco en esta curva una señora volcó el auto y quedó dada vuelta. Tuvimos que ayudarla a salir", recordó Romina, quien opinó que una solución inmediata podría ser un atenuador de velocidad.

Freno: Los frentistas quieren que haya atenuadores para poder vivir algo más tranquilos al salir de sus casas.

Más al oeste, en la calle Novella al fondo, el cambio fue rotundo. Lo primero que nombran los vecinos es el barro. Se terminó para ellos un martirio, después de cada lluvia se hacía imposible pasar, estacionar y bajar de los autos. Hoy esperan que pronto asfalten la calle 4, otra troncal que sigue a Novella.

Para los comerciantes fue muy importante porque aumentaron las ventas, y además observan que se instalaron más negocios: "Fue positivo. La tierra no vuela más, el barro ya no existe, por ejemplo, en las lluvias fuertes como la que pasamos en la inundación, cuando esta calle desapareció", dijo Manuel, comerciante de la zona: "El único problema es la velocidad, porque acá no hay semáforos y si bien no hubo accidentes graves, sí hay bocinazos y frenadas todos los días", agregó.
La calle San Martín, desde el aeropuerto hacia el barrio ferroviario, fue la última zona donde llegó el pavimento, allí donde la ciudad limita con Plottier. Los vecinos consideraban que era un sector muy transitado, y por la tierra en suspensión no se podía vivir en paz. Ahora están muy contentos, pero no salen de su asombro por las velocidades en las que se transita. Se multiplicó la cantidad de autos que pasan a todo lo que dan: "No reclaman, pero creen que unos badenes podrían bajar el velocímetro de unos cuantos conductores descuidados", afirman.

"Es muy peligroso, porque estábamos acostumbrados a que era todo de tierra y ahora esto es una ruta. De noche es más peligroso porque no tenemos alumbrado público. Es necesario que pongan alumbrado público". Andrea Acuña. Vecina calle Yupanqui

"Mejoró en todo. Los días de lluvia esto era imposible por el barro. Cambió mucho y para bien. Para el comercio es positivo, porque la gente siempre busca evitar la tierra y evitaban pasar por acá. No sólo pasa más gente en auto, camina más gente también". Jorge Juna. Comerciante calle Novella

"La vida nos cambió, hay menos tierra en todos lados, por lo menos un 70 por ciento menos. Los autos pasan muy rápido. Estaría bueno que pongan un baden en las paradas de colectivos porque no frenan y a los chicos que cruzan para tomar el colectivo se les complica".Ana. Vive en la calle San Martín

Los baches que no tardan en llegar

Aunque el pavimento sigue extendiéndose por la ciudad, los baches también se reproducen. Los pozos aparecen de un día para el otro en vías de circulación asfaltadas añejas, pero también en las que fueron recientemente pavimentadas.

Los motivos no son muchos según se explica desde el Municipio: "La carrera contra el bache es desigual, porque se rompe en forma inmediata, pero el arreglo lleva entre 5 y 15 días, depende del tipo de pavimento", explicó Guillermo Monzani, secretario de Obras Públicas de la comuna.

Contó que el 80 por ciento de los baches se producen por pérdidas de agua y cloacas en las calles, o por roturas que hacen los vecinos, y el 20 por ciento restante es por que el asfalto es viejo. "El tema es que la superficie para trabajar en bacheo se incrementa porque aumentan las calles asfaltadas. Por ejemplo, para reparar un bache en pavimento flexible hay primero que reparar la pérdida, después esperar que se seque, después recuadrar, sacar y compactar y poner el pavimento, son cinco días al menos. En pavimento hay que esperar hasta 15 días", explicó.

Un ambicioso plan para invertir 147 millones de pesos

Este año el Municipio tiene en carpeta varios proyectos de obras.
El objetivo que tiene es asfaltar un total de 400 cuadras, y si bien el plan es para casi todos los barrios, el oeste será el más beneficiado, ya que tuvo en cuenta troncales muy transitadas y barrios alejados del centro.

En total, puede invertir en estas obras 147 millones de pesos. Son para pavimentar sectores de Confluencia, Villa Ceferino, El Progreso, Unión de Mayo, Valentina Sur, San Lorenzo, Melipal, Mercantiles, Don Bosco, Huiliches y Canal XV.

Además, se incluyeron cuatro troncales importantes, como San Martín, que se terminó de asfaltar hace dos semanas; Calle 4 desde Novella hasta el salón de usos múltiples de Hibepa; la calle O'Connor entre Ruta 22 y San Martín; un tramo que une el oeste con Valentina Sur a través de la Ruta 22. Se sumará República de Italia hasta Necochea.

Fuente:

¿Qué te pareció esta noticia?

Noticias Relacionadas

Deja tu comentario

Lo Más Leído