El papa Francisco pidió reducir la contaminación

El sumo pontífice aseguró que la calidad de vida de las personas también depende de la calidad del transporte público.

El papa Francisco aseguró este sábado que "la calidad de vida depende mucho de la calidad del transporte", y reforzó su pedido de "hacer un esfuerzo siempre mayor para reducir la contaminación", en su primera "audiencia jubilar" de las once que tiene previstas dar los sábados durante el Año Santo y que se sumarán a las tradicionales de los días miércoles.

"Hoy la calidad de la vida social depende mucho de la calidad de los transportes", dijo el Santo Padre a un grupo de trabajadores del transporte público de Roma y del automóvil club italiano tras encabezar.

"Espero también un esfuerzo siempre mayor para reducir la contaminación, y les agradezco por los servicios destinados a los peregrinos, especialmente en este año Jubilar", agregó el Obispo de Roma a los trabajadores que, junto a otras 30.000 personas, se acercaron a la Plaza San Pedro.

Durante la Audiencia Jubilar, el Papa indicó "la estrecha relación que existe entre la misericordia y la misión" y aseguró que "los cristianos tenemos la responsabilidad de ser misioneros del Evangelio".
"Comunicar a otros la alegría de encontrar a Jesús no es hacer proselitismo, es un don", exclamó por último Francisco.

Tras la audiencia, reconoció estar "triste" por el fallecimiento ayer de una de las trabajadoras de la residencia de Santa Marta, donde vive.

"Ustedes se preguntarán dónde vive el Papa, cómo es su casa. Es acá atrás, en Santa Marta, El papa vive en una casa grande, donde viven unos 40 sacerdotes y obispos, y también hay huéspedes que vienen a Roma para encuentros", afirmó a los fieles

En Santa Marta, detalló, "hay un grupo de personas que llevan adelante la casa, y este grupo de hombre y mujeres son parte de nuestra familia, forman una familia, no son empleados. Y hoy estoy un poco triste porque ayer se fue una mujer que trabajaba desde tiempo: el señor la llamó tras una larga enfermedad".

"Se llamaba Elvira, y hoy invito a rezar por los difuntos y rezar un Ave María por la paz eterna de la señora Elvira y para que el señor consuele a su marido y sus hijos", pidió al finalizar.

La próxima audiencia jubilar del Año Santo será el sábado 20 de febrero, tras el viaje que el Sumo Pontífice hará a México entre el 11 y el 18 del próximo mes.

Fuente:

¿Qué te pareció esta noticia?

Noticias Relacionadas

Deja tu comentario

Lo Más Leído