El clima en Neuquén

icon
17° Temp
38% Hum
La Mañana productos

El plan de la provincia para evitar el desabastecimiento por el control de precios

Desde el Ministerio de Producción diseñaron un esquema para evitar que los proveedores guarden sus productos en depósitos hasta que se termine el programa de Precios Máximos.

Desde este lunes, el Control de Ingreso Provincial de Productos Alimenticios (CIPPA) de Neuquén comenzará a controlar los precios de 1211 productos que forman parte del programa Precios Máximos, con especial atención en la necesidad de evitar el desabastecimiento que suele provocar la imposición de este tipo de medidas.

Facundo López Raggi, ministro de Producción e Industria de la provincia, explicó en declaraciones radiales que se realizarán controles de 50 productos y en tres establecimientos cada día para comprobar que los mayoristas y las cadenas de supermercados se apeguen a la normativa vigente. Aunque el programa incluye todo tipo de productos, desde el gobierno provincial se hará principal foco en los artículos que forman parte de la canasta básica.

Te puede interesar...

Mencionó que el trabajo se hará en conjunto con el área de Defensa del Consumidor del Ministerio de Ciudadanía, que ya tiene experiencia en este tipo de verificaciones, aunque aclaró que la participación del CIPPA será fundamental para evitar que las góndolas queden desabastecidas.

Según indicó, el CIPPA también es autoridad de aplicación de la Ley Nacional de Abastecimiento, por lo que tiene la facultad de ingresar a los depósitos para hacer controles de stock. De esta manera, y en caso de detectarse la faltante de algún producto que forme parte del programa Precios Máximos, los inspectores de este organismo pueden acceder a los depósitos a constatar si los empresarios están guardando los artículos por fines especulativos.

"Cuando se produce este tipo de restricciones de precios se dan situaciones de desabastecimiento, los proveedores prefieren guardar los productos y no abastecer las góndolas", señaló López Raggi en relación a los efectos adversos que generan este tipo de programas tendientes a bajar la inflación.

Se realizarán controles de 50 productos y en tres establecimientos cada día para comprobar que los mayoristas y las cadenas de supermercados se apeguen a la normativa vigente

Para el funcionario, las medidas de este tipo sólo son efectivas por un breve período de tiempo, por lo que permiten contener la escalada de precios para tomar otro tipo de decisiones que impacten en la raíz de la problemática. En ese sentido, recordó que los inspectores de CIPPA sólo realizarán los controles hasta el 7 de enero de 2022.

Por el momento, aún no se conoce la cantidad de inspectores que estarán abocados a la fiscalización. Sin embargo, el ministro aseguró que las primeras experiencias en el control permitirán saber cuántos recursos son necesarios para esta tarea. Por otro lado, señaló que todos los comercios que se encuentren en infracción recibirán primero un apercibimiento y luego otra serie de sanciones que pueden terminar en una multa.

Los controles de CIPPA y Defensa del Consumidor se realizarán sólo sobre los mayoristas y los supermercados que pertenecen a cadenas nacionales. Por lo tanto, no estarán incluidos los minimercados, los supermercados de barrio o los negocios de cercanía.

La resolución 1050/2021 de la Secretaría de Comercio Interior fijó esta normativa en la que "se establecen hasta el 7 de enero de 2022 precios máximos de venta al consumidor final para todos los productores, comercializadores y distribuidores de los productos indicados en el Anexo de la Resolución".

Lo más leído

Leé más

Noticias relacionadas

Dejá tu comentario