El sacerdote gay polaco, duro con la Iglesia católica

Para Krzysztof Charamsa, la Iglesia "mata psicológicamente" a las personas homosexuales.

Barcelona
Krzysztof Charamsa, el cura polaco que escandalizó al Vaticano cuando anunció su homosexualidad, escribió un manifiesto de liberación gay con diez mandamientos dirigidos a la Iglesia católica para que abandone la persecución contra este colectivo.

"No es como el caso del Estado Islámico, que persigue a personas homosexuales matándolas. La Iglesia católica no mata a las personas, pero las mata psicológicamente", aseguró Charamsa.

"Las mata con su posición retrógrada, con su rechazo, con su desprecio y con las continuas enseñanzas contra los homosexuales", precisa.

En un céntrico hotel del barrio gótico de Barcelona, a escasos pasos de la catedral de esta ciudad española donde reside ahora con su pareja, Charamsa desgrana los detalles de este "Nuevo manifiesto de liberación gay".

De civil
Tranquilo y muy dueño de sí mismo, lo hace vestido de calle, con una chaqueta negra y una camisa azul. Después de presentar a su pareja públicamente, este ex alto funcionario del Vaticano y teólogo de 43 años fue suspendido por la conferencia episcopal de Polonia y ya no puede administrar misa ni llevar sotana.

Su manifiesto es "una llamada a la Iglesia católica, una especie de nuevos Diez Mandamientos para aplicar en este ámbito", explica.

En el escrito reclama al Vaticano anular los documentos ofensivos -siglos de tinta- de la enseñanza católica sobre las personas homosexuales.

Fuente:

¿Qué te pareció esta noticia?

Noticias Relacionadas

Deja tu comentario

Lo Más Leído