Entre los vecinos buscan una salida a la calle Boerr

El municipio paró las obras porque una mujer no quiere ceder parte del terreno.

Neuquén.- La apertura de la calle Boerr en el barrio Confluencia generó un conflicto entre vecinos. El municipio, que paralizó las obras al no poder expropiar parte de un terreno, instó a los propios pobladores del sector Complejo Paimún a encontrar una solución.

Patricia González es la responsable del merendero Corazones Contentos y está en el lugar hace 14 años. La calle, que será asfaltada y llevará todos los servicios a esa zona de la ciudad, debe pasar por una parte del terreno que ocupa y del cual tiene un certificado de tenencia.

Separados por una decena de metros, los vecinos del Complejo Paimún la acusan de ser intransigente y de querer “lucrar” con el reclamo de la comunidad. “Hasta que ella no ceda, no van a llegar los servicios”, dijo Celeste González, una vecina del lugar.

Una veintena de personas se juntaron para contar que quieren razonar con Patricia para que acepte el trato que le ofrece el municipio. “Hace ocho años que estamos acá. Es la primera vez que el municipio viene a hacer obras, y una vecina se opone”, lamentó Diego Olivares, otro lugareño.

El municipio le ofreció a la mujer llevarle los servicios y otorgarle una tenencia provisoria a cambio de la cesión del pedazo de tierra. Ella rechazó la propuesta porque, dice, no tiene garantías de que no la expulsen de su casa, donde a diario les da la copa de leche a numerosos chicos del barrio.

Patricia se mostró dispuesta a entregar la franja para que abran la calle, pero quiere la “seguridad de que sus hijos no van a perder” lo que ella construyó con esfuerzo. Se quejó de que vivió un momento tenso la semana pasada cuando la llevaron engañada a una reunión y le insistieron en que firmara un documento. “Me amenazaron con tirarme todo abajo”, afirmó.

Los vecinos del barrio negaron la acusación e insisten en que quieren una “solución pacífica”. Contaron que convencieron a “todos” los habitantes de hablar con González para convencerla.

Patricia espera el llamado del intendente Quiroga para hablar sobre su problema. Mientras, la tensión crece en Confluencia. Las partes en disputa se cruzan a diario en el almacén, la parada del colectivo o la puerta de la escuela.

Urbanizar la confluencia

Abandonada por décadas, la confluencia de los ríos Limay y Neuquén comenzó a tomar importancia con el proyecto del Paseo de la Costa.

Sus chacras desdeñadas comenzaron a tomar valor, y hoy sus loteos están entre los más caros de la ciudad.

Cordineu anunció las obras de apertura de la calle Boerr para hacer un acceso troncal que lo conecte con barrio Belgrano y no recargar de tránsito las calles Chocón, Copahue y Ricchieri.

Fuente:

¿Qué te pareció esta noticia?

Noticias Relacionadas

Deja tu comentario

Lo Más Leído