Escuelita IV: arranca el juicio por 14 desaparecidos en la región

Será a partir de las 15 en AMUC. Juzgarán a veintidós represores.

Pablo Montanaro
montanarop@lmneuquen.com.ar

NEUQUÉN
Con más de 200 testigos ofrecidos por las partes acusadoras y las defensas, 22 represores imputados en perjuicio de 28 víctimas que pasaron por centros clandestinos de detención –14 de ellas desaparecidas–, se inicia hoy a las 15, en el Salón Verde de AMUC (Avenida Argentina al 1500), el cuarto juicio oral y público por delitos de lesa humanidad ocurridos en la región durante la última dictadura militar.

Las audiencias de la causa Castelli, más conocida como Escuelita IV, proseguirán mañana y el viernes, y los días 21, 22 y 23 de este mes, para continuar en el 2016.

Serán juzgados 22 ex militares, policías federales y de Neuquén y Río Negro, personal de Inteligencia del Ejército y de Gendarmería,

El Tribunal Oral Federal estará integrado por los jueces Alejandro Silva, Guido Otranto y Marcos Aguerrido, ante quienes intervendrá el fiscal Walter Romero, integrante de la Unidad de Asistencia para las causas por violaciones a los derechos humanos de Neuquén. Las querellas serán representadas por el Ceprodh, la APDH y la Secretaría de Derechos Humanos de la Nación.

Los hechos que llegan a juicio son en su mayoría casos de privación ilegal de la libertad agravada y tormentos agravados y también se juzgarán homicidios.

Imputados
Los imputados que llegan a este juicio son el ex comandante de Brigada de Infantería de Montaña VI, Néstor Castelli; los ex jefes de Inteligencia de esa unidad, Oscar Reinhold y Osvaldo Laurella Crippa; el ex jefe de Personal, Luis Alberto Farías Barrera, y el ex jefe de Sanidad, Hilarión de la Pas Sosa. También, el jefe del Batallón de Ingenieros de Construcciones 181, Enrique Olea y el teniente primero Gustavo Vitón.

La acusación incluye a los ex capitanes del Destacamento de Inteligencia del Ejército, Jorge Molina Ezcurra, Sergio San Martín y Jorge Di Pasquale, y al civil de inteligencia, Raúl Guglielminetti.

Entre los acusados están el ex subjefe de la Compañía de Comunicaciones de Montaña 6, Luis Sires; el oficial de Inteligencia de la Gendarmería Nacional, Ramón Saboredo. También el subcomisario de la Policía de Neuquén, José Rozar; el comisario de Río Negro, Antonio Camarelli; el oficial de la Policía de Río Negro, Miguel Quiñones, y los policías Gerónimo Huircaín, Julio Villalobo y Saturnino Martínez; el subcomisario de la Policía Federal de Neuquén, Jorge Soza, el inspector Miguel Cancrini y el agente Gustavo Sommer.

CAUSA VITAL
Las víctimas de la represión

Durante este juicio se juzgarán los homicidios calificados de Jorge Domínguez, Horacio Girardello, Rodolfo Marinoni, Manuel Jesús González, Felipe Lara, José Francisco Pichulman, Celestino Aigo, Orlando Cancio, Javier Seminario Ramos, Miguel Ángel Pincheira, José Delineo Méndez, Juan Mateo Nieto, Carlos Magariños y Leticia Veraldi.

Estas personas fueron víctimas de los represores que serán juzgados en este tramo, muchos de los cuales ya fueron condenados en anteriores juicios.

OPINIÓN
Tras 39 años, el derecho a la justicia

Juan Cruz Goñi
Abogado querellante de la APDH

Este juicio presenta algunas particularidades, como por ejemplo el juzgamiento de 14 víctimas del delito de desaparición forzada de personas, quizás el delito más atroz cometido por la dictadura, cuyo daño es permanente y continúa cometiéndose todos los días en la medida en que los represores ocultan la información relativa al destino de sus víctimas.

Otra singularidad de este proceso es el hecho de que es la primera oportunidad en la que la Policía de Neuquén, en la persona del ex subcomisario Emilio Rozar, es sentada en el banquillo de los acusados como parte de las fuerzas que participaron en el circuito represivo montado por la dictadura para cometer los gravísimos delitos de los que se ha dado cuenta en los procesos anteriores.

Por otra parte, es importante señalar que este juicio tiene lugar en un momento en el que los procesos contra los represores son puestos nuevamente en tela de juicio en un nuevo intento de garantizar la impunidad de los genocidas.

Fuente:

¿Qué te pareció esta noticia?

Noticias Relacionadas

Deja tu comentario

Lo Más Leído