El clima en Neuquén

icon
Temp
65% Hum
La Mañana Carmen Barbieri

El llanto de Carmen Barbieri al contar su lucha contra el sobrepeso

La conductora recibió en Mañanisima a Mario Massaccesi, conductor de Cuestión de Peso, y tuvieron una emotiva charla.

A días del regreso a la pantalla de Cuestión de Peso, el histórico reality de salud y bienestar, Carmen Barbieri recibió al conductor del ciclo, Mario Massaccesi, en su programa Mañanísima. En una charla íntima, juntos comenzaron a relatar las complicaciones que genera la obesidad en la vida de las personas.

Fue entonces cuando la actriz se emocionó al recordar el sufrimiento que vivió por tener sobrepeso. “Vos nunca fuiste gordo, ¿no?”, le preguntó Carmen a Massaccesi. “No”, respondió él. De esta manera, la conductora comenzó a relatar su experiencia personal. “Yo tuve 44 kilos más. Me costó tener sobrepeso. Estar gordo es muy duro para todo: para el amor, para el trabajo, para con los hijos, para con el espejo…”, detalló Barbieri.

Con la emoción a flor de piel, la capocómica retrató una de las medidas más extremas que tomó por esos días: “Durante mucho tiempo, el espejo no existió para mí. Yo pasaba y no miraba. No los tapé (a los espejos). Pero no miraba a esa persona que pasaba, que era yo. No me quería ver. Es duro. Se me llenan los ojos de lágrimas. Me emociono...”.

Embed - "Tener sobrepeso es muy duro", Carmen Barbieri rompió en llanto al contar sus problemas de salud

Con la voz quebrada, Carmen continuó y dio ejemplos de los sufrimientos cotidianos que atraviesan las personas con sobrepeso: “Ser gordo es muy duro. No entrás en el asiento de un avión, pero no te podés pagar un pasaje en primera”.

En ese momento, Massaccesi agregó otro detalle particular en la vida de la actriz: “Pero además, vos sos una figura pública desde hace muchos años y la gente te va a ver qué tenés puesto”. En ese sentido, Carmen explicó la medida que tomaba con su ropa en ese momento: “Y no tenés qué ponerte, tenés que inventar cuando tenés XXXL. Yo no me vestía, me tapaba”.

Por último, la actriz también recordó el diálogo que solía tener con su mamá, Ana Caputo, en relación a los looks que acostumbraba a usar: “Mi mamá me decía ‘¿Por qué te ponés una carpa? ¿Por qué no dejás que se te vea el cuerpo’. Y yo le decía: ‘Porque estoy gorda, mamá’”.

La hermana de Thiago de GH debutó en Cuestión de Peso y realizó su primer paso por la balanza

Este lunes arrancó una nueva edición del reality Cuestión de Peso, pero esta vez conducido por Mario Massaccesi. Aunque lo más llamativo del programa fue una de sus participantes, quien es Camila, conocida por ser la hermana de Thiago Medina, ex Gran Hermano.

"Tengo 29 años y soy de La Matanza. Peso 136,7 kilos. Quiero entrar para poder bajar un poco más, dejar de verme en los ojos de los demás que me miran como un monstruo. Hace tres semanas fui a un boliche y pasaba por un costadito y un chico me decía: 'Barney, Barney, Barney'. Fue ahí cuando dije que quería ayuda para salir adelante", comenzó relatando.

"En mi infancia me decían gorda, fea, que nunca iba a llegar a nada. Mi apodo es Camilota. Mi mamá falleció cuando tenía 17 años, murió de un para cardíaco y dejó a un bebé de 8 días. No supero su muerte, todavía. Fue un golpe muy fuerte en mi vida. Sentía que me moría. Caí en una depresión y empecé a engordar. Comía por angustia", sumó.

Embed - "CAMILOTA", la hermana de Thiago de GH, y una anécdota en un boliche que la hizo querer cambiar

Y la influencer agregó: "A la vez me da miedo ser flaca y ser fea. Me amo así, como soy. Me acostumbré a mi base, a mi cuerpo, a mi yo, y eso me juega un poquito en contra. A esta Camila la amo, pero sé que si hay otra para pasar la página, la dejaría entrar, la aceptaría".

"Estoy con amigos, que son más familia que amigos. Estoy nerviosa. Quiero hacer un cambio en mi vida, para sentirme mejor y tener un poco más de salud. Quiero bailar, ponerme ropa que a mí me gustaría ponerme... un montón de cosas. Al cambio ya lo estoy haciendo, empecé hace rato", sostuvo la hermana de Thiago.

A pesar de que la participante tenía en claro cuál era el aproximado en su peso, la hicieron subir a la balanza para conocer al detalle. Cuando fue a pesarse, el número que figuró fue de 139,1 kilos, por lo que los especialistas trabajarán a partir de ese peso.

Te puede interesar...

Lo más leído

Leé más

Noticias relacionadas

Dejá tu comentario