Figueroa, sus "picardías" y el clamor de los intendentes

Hay 40 jefes comunales que bancarán a Gutiérrez en Loncopué.

Fernando Castro

fcastro@lmneuquen.com.ar

Neuquén.- En las últimas 48 horas comenzó a tomar forma una foto. La del viernes próximo. El lugar: Loncopué. Allí muy probablemente unos 40 intendentes, pero también diputados y concejales, darán su respaldo al gobernador Omar Gutiérrez. Será una suerte de operativo clamor y una marcada de cancha. Una estrategia para vaciar de sentido (de poder) el llamado que hizo días atrás públicamente el vice Rolando Figueroa a la Convención del MPN, con el trasfondo de las diferencias que él mismo tiene con el gobernador. Su llamado fue interpretado en la cúpula partidaria y del Gobierno como un exceso de atribuciones, el intento de discutir un liderazgo sin correlato a la hora de contar los porotos. Ayer la lista de intendentes sumó otros 20.

También el viernes, uno de los factores de poder dentro del MPN, el líder petrolero Guillermo Pereyra, había anticipado su faltazo a la invitación de Figueroa. Pereyra era hasta ahora uno de los sostenedores del intento de Figueroa de ganar espacio en la interna y proyectarse hacia el 2019. Esto cambió drásticamente. El viernes, de regreso de sus vacaciones, lo primero que hizo fue reunirse con Gutiérrez. Salió diciendo que no iría al convite del vice con un pretexto digno de su camaleónico historial: no quiere quedar preso de la interna de los azules, dijo él, tan referente de la lista azul y blanca como es.

Te puede interesar...

Al mismo tiempo, las fuentes consultadas en el MPN explicaban que entre los jefes comunales hay otros motivos, al margen de su dependencia de la caja provincial, para manifestar su tan explícito respaldo al gobernador.

El proselitismo de Figueroa desde la presidencia de la Legislatura los viene poniendo en abruptas incomodidades, con fotos presentadas hacia afuera como respaldos de intendentes que en rigor fueron sacadas casi de sopetón. Quedar inmersos sin quererlo en la lógica de confrontación imperante en la pareja de gobierno, para ellos, dista de ser una buena idea, al margen de representar un peligro para su supervivencia.

“Hay una picardía de Rolo que los deja expuestos en fotos en sus municipios, acelerando tiempos que no son los que ya se manejaban. Todos tenían claro que febrero iba a ser el mes en el que el MPN comenzaba a moverse”, dijo una fuente partidaria.

Eso para explicar la actitud de muchos jefes comunales que, por supuesto, saben quién maneja los fondos que les permiten pagar sueldos y gestionar.

Lo otro diferente y duro para el vicegobernador fue la posición de Pereyra, poseedor de un poder de daño como no tiene ningún otro sector por fuera de la lista azul (Gutiérrez-Sapag) dentro del partido.

Al margen de sus declaraciones públicas para explicar por qué no va al llamado de Figueroa, otros sostienen que un jugador de su peso no estaba dispuesto a seguir dilatando las definiciones. Esto sería: exigir que Figueroa explicitara su juego completo, que pisara el acelerador de sus aspiraciones (y respaldarlo), pero eso no sucedió. Así, el petrolero habría hecho las cuentas y habría entendido que lo que podía ganar acaso lo obtendría sin ser el segundo de nadie.

Los plazos del MPN en el 2018

Mandatos de autoridades

El próximo 9 de septiembre vencen los mandatos de la actual conducción. Este año debería haber elecciones: el llamado tendría que realizarse no más allá del 9 de junio, de acuerdo con la carta orgánica del partido.

La fecha de las elecciones

Los comicios deberían fijarse hasta 45 días posteriores a la realización de la convocatoria; siguiendo ese esquema límite, podrían concretarse hasta el 22 de agosto. Pero todavía no hay nada definido en el calendario.

Fuente:

¿Qué te pareció esta noticia?

Noticias Relacionadas

Deja tu comentario


Lo Más Leído