Francisco criticó "el miedo" de los que "cierran las puertas de la casa"

El papa encabezó esta mañana en la Plaza de San Pedro la misa por el Jubileo.

El papa Francisco criticó hoy "el miedo" de los que "cierran las puertas de la casa", al tiempo que pidió "ser apóstoles de la misericordia".

El Pontífice se refirió al "contraste evidente" que existe entre "el miedo de los discípulos que cierran las puertas de la casa" y por otro lado "el mandato misionero de parte de Jesús, que los envía al mundo a llevar el anuncio del perdón", al encabezar en la Plaza de San Pedro la misa por el Jubileo "de las personas que adhieren a la espiritualidad de la Divina Misericordia".

"Este contraste puede manifestarse también en nosotros, una lucha interior entre el corazón errado y la llamada del amor a abrir las puertas cerradas y a salir de nosotros mismos", enfatizó el Obispo de Roma en la celebración que se conmemora el primer domingo después de Pascua y que este año coincide con la fecha de la primera celebración: 3 de abril de 2005.

De hecho, la Solemnidad de la Divina Misericordia fue instituida por San Juan Pablo II en los últimos meses de su pontificado, poco antes de su fallecimiento a las 21.37 de ese 2 de abril de 2005, justo en la víspera de la nueva solemnidad.

"Vemos ante nosotros una humanidad continuamente herida y temerosa, que tiene las cicatrices del dolor y de la incertidumbre. Ser apóstoles de la misericordia significa tocar y acariciar sus llagas, presentes también hoy en el cuerpo y en el alma de muchos hermanos y hermanas suyos", agregó el Santo Padre.

La misericordia de Dios "desea salir al encuentro de todas las pobrezas y liberar de tantas formas de esclavitud que afligen a nuestro mundo", agregó el Pontífice.

    Fuente:

    ¿Qué te pareció esta noticia?

    Noticias Relacionadas

    Deja tu comentario

    Lo Más Leído