Fue al kinesiólogo y cuando salió ya no tenía el auto

El hecho ocurrió en el lapso de una hora mientras la dueña estaba en el médico. Ofreció en Face una recompensa para recuperarlo.

Como cualquier otra mañana, el jueves, una mujer de 36 años acompañó a su madre al médico en el centro de Neuquén. Tenían que ir a distintos lugares, pero al salir del primer consultorio, se encontraron con que les habían robado el auto.

Todo ocurrió en el transcurso de una hora, casi el tiempo que duró la sesión de kinesiología. A las 9.30, Marina estacionó su Fiat Duna en calle Salta al 500, a metros del centro médico, y tras una hora salió junto a su madre para dirigirse a otros consultorios de calle Fotheringham.

Sin embargo, al salir, encontró a otro conductor tratando de estacionar en el lugar donde ella había dejado su auto. "Llamé al comando y después fui a hacer la denuncia en la Comisaría Primera", relató la mujer, aún angustiada por lo sucedido.

"Es mi primer auto, el único que manejé", detalló Marina sobre el vehículo que había comprado usado en el 2011 y que tenía una sola puerta original. "Tenía alarma y todo, pero no sonó", lamentó la mujer, quien publicó en su perfil de Facebook, junto a la foto del auto robado: "Hay una recompensa de $3000 por devolvérmelo sano y salvo".

Fuente:

¿Qué te pareció esta noticia?

Noticias Relacionadas

Deja tu comentario

Lo Más Leído