Gatillo fácil, femicidios y ajustes narco

En 2019 hubo 36 homicidios en la provincia. Los asesinatos tuvieron un leve crecimiento.

Por Natalia Pérez Pertino - policiales@lmneuquen.com.ar

Un llamado alerta a la Policía y la fiscalía. A veces ocurren a mitad de la noche cuando todos duermen y los investigadores deben alistarse para salir hacia la escena del crimen. La abuela Chela, la joven Cielo López, el niño Facundo, el cabo Fabián Pinochet y el adolescente Neyen Inostroza son algunas de víctimas con las que se encontraron al arribar.

Te puede interesar...

Se trata de los crímenes ocurridos en la provincia de Neuquén en 2019, que se incrementaron casi un 6% con respecto al año anterior. La mayoría de los asesinos fueron detenidos e incluso algunos ya cumplen condena, mientras que un mínimo porcentaje continúa prófugo.

"Cada crimen es distinto y cada víctima también", confiaron desde fiscalía. Si bien el estudio, el trabajo y la experiencia los van preparando, tanto a fiscales como a policías, hay homicidios que impactan más que otros. Cuando los efectivos que acudieron al barrio Peñi Trapún de Cutral Co ante el llamado de una persona herida por arma de fuego, jamás imaginaron que la víctima sería un niño de apenas 7 años, quien pese a ser derivado al hospital Castro Rendón, falleció a la madrugada siguiente.

El asesinato del pequeño causó conmoción en la comarca petrolera y en toda la provincia. Lo mismo sucedió cuando un ladrón asesinó de dos puñaladas a la abuela Chela de 79 años, también en Cutral Co. El primer asesino está con prisión preventiva, mientras que el segundo fue condenado a 21 años de cárcel.

p12-13-f01b--Chela-crimen-abuela.jpg

Pero el crimen que sacudió a la provincia entera, al igual que en 2018 sucedió con el doble femicidio de Karina y Valentina en Las Ovejas, fue el de la joven de 18 años Cielo López. El horror se conoció una tarde de domingo, cuando dos pescadores hallaron parte de sus restos en el río Limay, cerca de China Muerta, en Plottier.

La tristeza, bronca e impotencia se apoderaron de toda la localidad, a la vez que circulaba por las redes la foto de una hermosa joven desaparecida desde el jueves. Cuando se confirmó la noticia de que era ella, casi por inercia la sociedad entera gritó "Ni una menos". Más de 12 mil personas se movilizaron para exigirles a los investigadores que atraparan al femicida, aquel que se atrevió a semejante atrocidad. Hoy, continúa detenido con prisión preventiva. Se supo que al momento del hecho había consumido cocaína.

reclamo-justicia-neyen.jpg

Adrenalina, emoción, cautela y celeridad. Los investigadores atraviesan una mezcla de sensaciones y deben tomar decisiones rápidas, acertadas y específicas para poder esclarecer los crímenes. Es esencial en esa tarea poder recabar testimonios, relevar cámaras y rastrear las comunicaciones de la víctima y su victimario.

Si bien la fiscalía de Homicidios en la Primera Circunscripción Judicial cuenta con dos fiscales con sus respectivos equipos (cuatro personas en cada grupo), en el resto de la provincia no existen fiscalías especializadas.

Una situación similar acontece dentro de la Policía neuquina, que tiene en Neuquén capital una división particular con tres grupos de cinco policías cada uno, mientras que en el interior son las brigadas de las comisarías las que llevan adelante las causas.

escena-crimen.jpg

"Son horas de no dormir para poder atrapar al asesino y de reunir la mayor información para formularle cargos", indicaron algunos investigadores. Es que las primeras horas tras un homicidio son esenciales. Desde la preservación de la escena del crimen hasta la búsqueda de testigos, rastros y elementos que ayuden al esclarecimiento del hecho.

Por ejemplo, en el femicidio de Cielo, se trabajó en conjunto entre todos los equipos de policías, donde aquellos con más experiencia y conocimiento encabezaron la investigación y así, en menos de 48 horas, lograron detener al asesino.

pieza-informe-crimenes.jpg

* Tras el asesinato de Luciano Fuentes, Gendarmería se instaló en la comarca

El crimen del pequeño Luciano, quien murió a causa de una bala perdida en un enfrentamiento entre bandas narco, desató la furia de todos los vecinos. Con piquetes en las rutas de acceso, sitiaron la comarca petrolera y exigieron la presencia de Gendarmería Nacional. Recién con su llegada y un petitorio firmado con autoridades locales y provinciales, levantaron la medida.

fiscal-titanti.jpg

--> El 44% de los crímenes recayó en una fiscal

En 2019, la fiscal María Eugenia Titanti, que había debutado en su cargo a fines de 2017, estuvo al frente de casi la mitad de las investigaciones de los asesinatos ocurridos en la Primera Circunscripción Judicial de Neuquén.

“Fueron muchos”, confió la representante del Ministerio Público Fiscal, en referencia a los 16 de los 22 homicidios ocurridos en su jurisdicción cuando ella estaba de turno.

Si bien entre los asesinatos se puede recordar el femicidio de Gimena Chodilef por su pareja o el crimen de Nilo Córdoba, quien fue asesinado de dos puñaladas al corazón por el taxista Alberto Sura tras una discusión de tránsito, en la mayoría predominó el consumo excesivo de alcohol y drogas.

p13-f02-mardones-policia.jpg

--> Cuatro policías de Neuquén mataron con sus armas

En 2019, cuatro policías neuquinos cometieron crímenes con sus armas reglamentarias. Esto generó una nueva discusión en la sociedad sobre la tenencia de armas y derivó en la presentación de un nuevo proyecto de ley para que los policías no porten armas cuando están fuera de servicio.

Es que, en todos los casos, los efectivos utilizaron sus armas para asesinar. Dos de ellos fueron casos de gatillo fácil. Si bien en un principio intentaron argumentar que se defendían de ladrones, en ambas situaciones, las investigaciones criminales determinaron que mataron por la espalda. Se trata del oficial Jairo Valenzuela, que asesinó a Jesús Morales en Cutral Co, y del cabo primero Pablo Pallero, quien mató a Facundo Guiñez en Zapala.

Luego están las cabos Claudia Mardones y Magalí Hernández, que mataron a sus parejas en la casa donde convivían en Neuquén y Plaza Huincul, respectivamente. La primera estuvo casi dos semanas internada tras haber sufrido una crisis nerviosa y la segunda dejó a su pareja herida en el hospital y se fue.

Finalmente, los cuatros policías fueron acusados por la Justicia. En el caso de los efectivos hombres, fueron acusados de homicidio doblemente agravado por el uso de arma de fuego y por ser funcionarios públicos. En tanto que a las mujeres policías las acusaron de homicidio doblemente agravado por el vínculo y por el uso de arma de fuego.

Fuente:

¿Qué te pareció esta noticia?

Noticias Relacionadas

Deja tu comentario

Lo Más Leído