Gutiérrez dice que Quiroga se la quiere hacer difícil

Se mostró molesto por cómo juegan NCN y PRO en la Legislatura.

Ana Laura Calducci

calduccia@lmneuquen.com.ar

Neuquén

El gobernador Omar Gutiérrez le pidió ayer al intendente capitalino, Horacio Quiroga, que no obstruya la sanción de leyes clave para la provincia. Recordó que los diputados de Nuevo Compromiso y el PRO no apoyaron el despacho para la devolución del 15% de coparticipación y advirtió: “No son tiempos de piquetes a la gobernabilidad”.

Gutiérrez habló sobre el desplante de los diputados quiroguistas durante la entrega de 98 viviendas en el barrio Mercantiles, que se construyeron a través del programa Techo Digno. Comentó también que seis municipios pidieron ayuda para pagar aguinaldos y anunció que, en pocos días más, presentará el proyecto de ley para la reforma electoral.

Sobre los legisladores afines a Quiroga, dijo que lo “sorprendió” la postura que tomaron. “A lo largo y a lo ancho de la historia, en la ciudad de Neuquén, el bloque de concejales que represento, el MPN, siempre acompañó con lealtad y nobleza los proyectos necesarios para el desarrollo”, expresó.

Remarcó que la devolución del 15% de coparticipación implica un ingreso extra de 250 millones de pesos a la provincia, que se volcará proporcionalmente a los municipios. “No se comprende la actitud de algún pequeño grupo de diputados, identificados con el proyecto del gobierno nacional del presidente Macri, con quien firmamos este convenio”, agregó.

Comentó que igual tiene “plena confianza” en que la semana que viene van a tener sancionada esta ley, aunque espera un cambio de postura del quiroguismo. “Defender Neuquén para los neuquinos es comprender que son tiempos de encontrarnos en el hacer, no son tiempos de piquetes a la gobernabilidad”, advirtió.

Sobre los aguinaldos, dijo que ingresaron pedidos de asistencia financiera de Zapala, Centenario, Loncopué, El Huecú, San Martín y Junín. En cada caso, añadió, ayudarán a los intendentes si demuestran que hicieron un esfuerzo para sanear sus cuentas.

Reforma electoral

Gutiérrez anunció que la ronda de debates para una reforma política a nivel provincial “está a un paso de ser finalizada”. “Está en sus últimos detalles y en los próximos días vamos a presentar la reforma de la ley electoral”, con un proyecto que elevará a la Legislatura.

El gobernador anticipó que uno de los ejes será “una modificación que proteja, mejore y fortalezca la transparencia del proceso electoral”, para evitar que “vuelvan a pasar las cosas que pasaron en el país, en otras provincias y en alguna ciudad cercana”. Antes de entregar las viviendas, el gobernador hizo un repaso de los planes habitacionales que se anunciaron en acuerdo con Nación.

Dijo que se construirán 1080 nuevas casas en toda la provincia y anticipó que, en breve, llegarán 156 millones de pesos del plan nacional Hábitat para llevar los servicios de luz, gas, agua y desagües pluvioaluvionales en cuatro tomas de la ciudad: 2 de Mayo, 7 de Mayo, Pehumayén y Jerusalén.

Bermúdez, un invitado con mucha buena onda

Neuquén

Una de las sorpresas de la entrega de viviendas de ayer fue la presencia del secretario de Gobierno del municipio, Marcelo Bermúdez. El funcionario del PRO, que desde hace años es el hombre de confianza del intendente Horacio Quiroga, acompañó al gobernador Omar Gutiérrez en el recorrido por el nuevo barrio entre sonrisas, chicanas y miradas cómplices. “Acá está un futuro intendente”, bromeó el mandatario provincial.

Bermúdez llegó temprano al acto, acompañado por el concejal de su mismo partido, Francisco Sánchez. Allí esperó a Gutiérrez y al director nacional de Políticas Habitacionales, Ramiro Masjuán, que arribaron juntos.

Durante la ceremonia, Gutiérrez y Masjuán se elogiaron mutuamente, mientras Bermúdez sacaba fotos a poca distancia. Después, fue el turno de recorrer las viviendas. Más de un periodista se acercó al secretario municipal a preguntarle qué hacía en ese acto, pero él evitó una respuesta directa.

Entre el gobernador y Bermúdez hubo varios cruces amistosos, que generaron aún más preguntas. Gutiérrez fue a saludarlo en tres ocasiones. En la última, deslizó en voz alta: “Acá está un futuro intendente”. En otro momento, Bermúdez se acercó a hablar con Masjuán, que no se separaba de Gutiérrez, y amagó con abrazar amistosamente al gobernador. En cuestión de un segundo, todos los fotógrafos apuntaron hacia ellos y, rápido de reflejos, el secretario bajó su brazo, para evitar una instantánea que le podía costar más de un dolor de cabeza, en medio de su enigmática presencia, con el intendente fuera de la ciudad.

Fuente:

¿Qué te pareció esta noticia?

Noticias Relacionadas

Deja tu comentario

Lo Más Leído