Hace 60 años, un casorio atraía las miradas del mundo

La boda que siguió el mundo entre el príncipe Raniero de Mónaco y la estrella de Hollywood Grace Kelly.

Roma.- La boda que siguió el mundo, el cuento de hadas hecho realidad, entre el príncipe Raniero de Mónaco y la estrella de Hollywood Grace Kelly cumplió anteayer 60 años y aún perdura en el recuerdo como uno de los eventos más glamorosos del siglo pasado.

El 18 de abril de 1956, 700 invitados especiales, 600 fotógrafos y cuatro periodistas tuvieron el privilegio de asistir a la boda más importante y fascinante de posguerra. Primero se haría la ceremonia por civil y al día siguiente, la imponente cita religiosa en la iglesia monegasca de San Nicolás.

Todo fue vertiginoso ya que el anuncio del compromiso entre el aristócrata y la bella plebeya, que se hallaba en la cumbre de su carrera en Hollywood, había sido oficializado el 5 de enero de ese mismo año.

Tanto es así que Kelly debió apurar sus compromisos cinematográficos y culminar su contrato con MGM. La ceremonia en San Nicolás duró tres horas y fue filmada y lanzada por la misma MGM, que compiló un especial de televisión.

Fuente:

¿Qué te pareció esta noticia?

Noticias Relacionadas

Deja tu comentario

Lo Más Leído