Hay 14 policías bajo investigación por golpear a un testigo

Es personal de la guardia de la Comisaría 18ª. Diez ya fueron acusados por vejaciones y lesiones.

NEUQUÉN
Efectivos policiales fueron a buscar a un testigo de un doble homicidio, lo detuvieron violentamente y reprimieron a los vecinos que lo defendieron. Después los golpearon a él y a su familia cuando fueron a la Comisaría 18ª a exigir su liberación. Se trata de 14 policías, de los cuales 10 ya fueron acusados por vejaciones y lesiones.

Ayer se realizó una audiencia en la que el fiscal Maximiliano Breide Obeid acusó a otros tres agentes, siete ya habían sido imputados, por este abuso de autoridad.

Se trata de los efectivos Ángel Costa, Daniela Jaime y Franco Castillo, quienes asistieron a la audiencia con sus defensores.

El hecho ocurrió el 25 de mayo de 2014, alrededor de las 17, en la esquina de la manzana C del barrio Cuenca XV.

Por el joven que fue detenido en la calle, los vecinos comenzaron a reclamar. Los oficiales, para disuadir, reprimieron con balas de goma. Uno de los 14 uniformados llegó a increpar a un joven que filmaba la situación y le tiró la cámara al piso.

Una vez que el testigo fue trasladado en el móvil -a una cuadra del lugar donde hay un descampado-, lo golpearon y lo pasaron a otro vehículo policial.

A las 18, los familiares del joven se presentaron en la comisaría ubicada en la esquina de Wagner y Venado Tuerto para exigir su liberación.

Pero lejos de tener una respuesta por la detención fueron agredidos, entre ellos una nena de tres años.

“El joven estaba citado como testigo de la fiscalía de menores en un caso por un doble homicidio, del cual era víctima y testigo”, apuntó el fiscal y explicó que por ese motivo se le pidió colaboración a la Policía para su traslado.

Breide aseguró que la fiscalía se comunicó con el comisario para advertirle que no se trataba de una captura ni de un imputado, sino de un testigo.

La defensa, encabezada por Facundo Trova, Omar Urra y Daniela Ossa, expuso que existen casos peores que la fiscalía debería investigar y lo calificaron de “innecesario”.

Castillo fue acusado de haber detenido con rigurosidad excesiva a un familiar del joven, dentro de la comisaría.

Mientras que a Jaime y a Costa se les formularon cargos por las agresiones perpetradas en los dos primeros hechos, tanto en la detención como en el traspaso del móvil.

La jueza Ana Malvido avaló la acusación de la fiscalía y les dictó una orden de restricción hacia las víctimas.

A modo de prueba, el fiscal señaló que la primera parte del episodio, que ocurrió en la calle, fue filmado por los vecinos.

También solicitó dos meses para realizar una nueva rueda de reconocimiento. “La anterior rueda de reconocimiento fue boicoteada por la misma Policía”, sentenció Breide.

Esto dejó al desnudo el coorporativismo con el que suele actuar la Policía cada vez que sus integrantes están vinculados en excesos y abusos de autoridad.

De no acabar
“Verduguearon” a pibes en el centro

El martes a las 21:40, este medio presenció un procedimiento policial, del cual no dejaron registro, donde tres móviles detuvieron a seis adolescentes de entre 13 y 15 años en la esquina de Avenida Olascoaga y Alcorta. Los policías obligaron a los chicos a permanecer con las manos en alto varios minutos y luego los dejaron ir. “Este es el tradicional verdugueo policial”, sentenció una fuente judicial.

Fuente:

¿Qué te pareció esta noticia?

Noticias Relacionadas

Deja tu comentario

Lo Más Leído