Hay maestras con miedo en la escuela de la polémica

Se trata de la 356, donde una madre denunció un caso de abuso. Las docentes se sienten amenazadas.

Neuquén
El conflicto en la Escuela 356 del barrio Cuenca XVI parece no tener fin. Todo empezó con la acusación de una nena de 9 años que manifestó haber sido manoseada por uno de 11, lo que desató la pelea entre los familiares de los menores. Ahora, docentes y directivos del establecimiento educativo denuncian que se sienten amenazados y que en el fondo del problema hay una cuestión política.

Las docentes confiaron a LM Neuquén que se sienten con miedo y amenazadas por los padres y por personas del barrio ajenas al establecimiento que, según sostienen, son "punteros políticos". Afirmaron que no regresarán a la escuela hasta que no se les garanticen las condiciones mínimas de seguridad.

Una de las maestras, que prefirió reservar su identidad, vinculó el conflicto con la "historia de lucha" que carga el establecimiento, ya que estuvo funcionando 18 años en un tráiler y, según cuenta, pelearon mucho para obtener un edificio propio. "En el conflicto hay una cuestión política porque esta escuela siempre tuvo una política inclusiva y trabajó con la comunidad. La escuela no responde a políticas de derecha", afirmó.

También contó que el conflicto se arrastra desde hace varias semanas, ya que otras docentes fueron violentadas por los padres y hasta las acusaron de golpear y abusar a los chicos. Además, afirmó que durante todo el día de ayer estuvieron "atrincheradas" dentro de la escuela porque "el grupo de padres y punteros" las amenazó.

"La situación de ayer fue muy fea y violenta. Nos quedamos hasta las siete de la tarde en la escuela porque no podíamos salir. Y en el medio estaban los chicos", afirmó.

Siguen los cruces
En tanto, la familia del nene acusado apuntó ayer contra el padre de la niña por haberlo amenazado con "violarlo" y "matarlo" en venganza por lo que "supuestamente hizo". Débora González, la mamá del chico, precisó que ya presentaron una denuncia penal en la Comisaría 18, en la Justicia y ante el Consejo Provincial de Educación (CPE).

González adelantó que el próximo lunes el nene volverá a la escuela para asistir a clases.

El conflicto se inició el viernes pasado cuando, al parecer, un alumno de sexto grado abordó a una nena de cuarto grado en el baño del establecimiento. El lunes se realizó una reunión con los padres de ambos chicos en la escuela para analizar el tema, allí se produjo un gran escándalo cuando la tía del nene acusado le pegó una trompada a la mamá de la nena. Durante la disputa, la mamá de la niña acusó al menor de "violín", mientras que el padre lanzó una dura amenaza.

Roberto González, tío del chico, indicó que su familia mantuvo una reunión con las autoridades del CPE, desde donde respaldó la continuidad escolar de su sobrino. Y afirmó que el chico negó que haya "tocado" a su compañera de escuela.

Piden la renuncia
Ayer, los papás de la nena junto con otros padres fueron a la escuela a hablar con la directora y funcionarios del CPE, pero "no había nadie", dijo Patricio, el padre de la nena. Contó que son varios los padres que piden una solución porque "no es la primera vez que pasa. El nene viene haciendo lo mismo hace rato". Además, dijo no entender la decisión de que el niño siga en la escuela: "Me dicen que es una criatura, ¿y la mía?".


En el CPE
Trabaja un equipo interdisciplinario

La presidenta del Consejo Provincial de Educación (CPE), Marita Ambrosio, señaló que se suspendieron las clases ayer y hoy en la Escuela 356 del barrio Cuenca XVI para poder trabajar puertas adentro luego de las acusaciones de un niño a otro y del posterior incidente entre las dos mamás.

"Hay que ser muy cuidadosos porque hay menores en el medio", observó Ambrosio.

Además, la titular del CPE, explicó que a partir de lo ocurrido se abordó un trabajo institucional con un equipo interdisciplinario, con la presencia de la directora de nivel, supervisoras y un abogado.

En el transcurso de la jornada de hoy se sabrá si se regularizará el dictado de clases el próximo lunes.


Escenario
La culpa siempre es del otro

A un par de madres no les importó ser protagonistas de un acto de violencia en una escuela pública frente a las cámaras de televisión, delante de todo el alumnado y ante la mirada indiferente de un par de efectivos policiales.

El tema es delicado. Pero lo que no deja de sorprender es la reacción de un puñado de padres que pide la "cabeza" de la directora de la Escuela 356, Claudia Monteagudo.

La culpa es siempre del otro. Esa pareciera ser la excusa perfecta para no hacerse cargo de sus propias reacciones. Más aún cuando la directora, a priori, no haya incurrido en ningún acto de negligencia.

Ante la gravedad de la acusación, y cuando la reacción de los padres no fuera ejemplar, se pide la destitución de la máxima autoridad de la escuela, desligándose de un comportamiento que denuncia falencias hacia dentro del hogar.

Fuente:

¿Qué te pareció esta noticia?

Noticias Relacionadas

Deja tu comentario

Lo Más Leído