Icardi pide selección a gritos, ¿tendrá su chance?

A sus 22 años, los números lo ponen a la altura de los atacantes top.

Mauricio Reina
reinam@lmneuquen.com.ar

NEUQUÉN
El buen momento individual de Mauro Icardi en la liga italiana ejerce presión para una pronta convocatoria a la Selección argentina. El delantero del Inter convirtió otra vez el miércoles (1 a 0 ante el Empoli) para la victoria de su equipo, que se subió a lo más alto de las posiciones y es una de las estrellas del Calcio.

La posibilidad de que el joven de 22 años ocupe un lugar en el combinado nacional viene sonando fuerte hace un largo tiempo, aunque su vida escandalosa y su exposición mediática le hicieron restar puntos en la consideración del actual entrenador. "A mí y a todo el mundo del fútbol no le gustó lo que hizo", dijo el propio Gerardo Martino en una de sus primeras conferencias de prensa a cargo del seleccionado.


El buen momento individual de Mauro le mete más presión al Tata. El resto ya dispuso de oportunidades, ¿por qué él no?

El delantero viene dando muestras claras de su capacidad técnica y su rol goleador en una de las ligas más competitivas del mundo, pero del otro lado la balanza hace peso en su vida privada, que se trasladó al ámbito público y que parece haberlo condenado. Icardi fue el último goleador de la temporada 2014/2015 del Calcio italiano con 22 goles, y los números lo avalan. En relación con los otros delanteros de la Albiceleste (salvando a Lionel Messi), Icardi se ubica en el cuarto puesto en el promedio de gol tomando el último año y medio de temporada a nivel clubes. Con un total de 35 goles, se ubica apenas a tres conquistas de Carlos Tevez, que metió 38, nueve de ellos ya con la camiseta de Boca, o sea, en una liga menos exigente. Además, supera ampliamente la producción de Ezequiel Lavezzi en el PSG. El Pocho anotó once goles en 62 partidos, lo que le da un promedio de 0,177 por partido contra los 0,514 del rosarino. Todo esto teniendo en cuenta que la campaña del equipo de Roberto Manzini fue una de las más flojas del último tiempo. El neroazzurro terminó en la octava colocación con 55 unidades, 32 menos que el campeón Juventus. En ese contexto, Icardi se convirtió en el noveno "capocannoniere" argentino de toda la historia, junto con jugadores de la talla de Gabriel Batistuta, Enrique Omar Sivori, Diego Maradona y David Trezeguet. Con 22 tantos superó a Tevez (20), Higuaín (18) y Dybala (13), entre otros. Con todo esto, el bambino d'oro se encumbró entre los grandes de Italia, siendo un referente en el Inter y uno de los más buscados en toda Europa. Pero aún no tuvo la chance que sí les dieron a otros. ¿Aunque sea lo llevarán a los Juegos Olímpicos?.

CIFRA
55 goles convirtió Icardi a lo largo de su carrera.
En sus 106 partidos jugados con las camisetas de la Sampdoria y el Inter, Icardi sumó un promedio de 0,46 goles. Casi medio gol por partido. Una garantía.

En contra: la falta de códigos y la ostentación

Italia
El plano extrafutbolístico en torno a la vida de Mauro Icardi se convirtió en una traba para el crecimiento de su carrera. Entre los escándalos mediáticos y la excesiva exposición de su vida privada, hicieron que el delantero sea más conocido por sus descalabros amorosos que por sus fintas y goles.

En el último tiempo, Icardi se convirtió en un abonado a las revistas de chimentos, por encima de los suplementos deportivos. Si bien nada de esto hizo caer su rendimiento en la cancha, sí lo hizo bajar varios escalones en la consideración de los entrenadores del seleccionado argentino.

"No me gusta su exposición mediática", reconoció el Tata Martino en referencia a MI9, aunque de todas formas no le cerró las puertas completamente.

Además, dicen que no tendría una buena relación con Messi, ya que Lio es amigo de Maxi López a través de Ronaldinho. Y se sabe que Icardi le "robó" la mujer al ex River.

Justamente su esposa, Wanda Nara, quien además se encarga de representarlo, supo enviarle un mensaje al DT de la Selección a través de las redes sociales, exponiendo una foto de su pareja con la leyenda: "Un 9 capitán en Italia", justo tras la lesión de Sergio Agüero que generó una especie de crisis entre los delanteros de área argentinos. La cita en los Juegos Olímpicos de Río de Janeiro será una señal clave de cara al futuro. Si Martino prefiere no darle una chance, lo que viene será complicado para el 9.

Fuente:

¿Qué te pareció esta noticia?

Noticias Relacionadas

Deja tu comentario

Lo Más Leído