Incendian un surtidor y no hubo tragedia de milagro

Un hombre con problemas mentales casi ocasiona una catástrofe en la expendedora YPF del ACA.

NEUQUÉN
Corría la noche del lunes y un cliente se acercó a la estación de servicio del Automóvil Club Argentino (ACA) en pleno centro de la ciudad para comprar nafta. El playero le llenó el bidón de cinco litros, sólo para horrorizarse inmediatamente: el hombre derramó el combustible en el suelo y lo prendió fuego.

El impactante hecho ocurrió en la sede ubicada en la diagonal 25 de Mayo y Rivadavia cerca de las 23:30. El foco ígneo, que se expandió rápidamente por la playa de expendio, fue sofocado por uno de los empleados con un extintor, lo que impidió que se produjera una tragedia.

Huida y fotos
Algunos testigos entraron en pánico y huyeron lo más lejos posible del lugar, aunque también estuvieron los curiosos que capturaron el momento con sus smartphones. En tanto, el hombre que inició el incendio se alejó tranquilamente de la estación como si nada hubiera pasado.

En medio de la tensa situación, un policía que realizaba adicionales en el ACA lo persiguió, para luego demorarlo sin realizar demasiado esfuerzo. Posteriormente, el pirómano fue derivado a la comisaría, donde lo identificaron y lo enviaron al hospital regional de Cipolletti.

Según explicó en diálogo con LM Neuquén Oscar Montecino, coordinador operativo de la zona este de la Dirección de Delitos, se trata de un sujeto de 36 años que está en situación de calle.

Sin resistencia
“El hombre, oriundo de Cipolletti, ni siquiera opuso resistencia cuando fue demorado, lo vivió como si fuese algo normal”, detalló. “Es una persona que está bajo tratamiento psiquiátrico”, agregó.

Montecino indicó que “afortunadamente, los surtidores tienen un sistema de seguridad que se activa ante la presencia de calor, lo que sumado a la rápida acción del personal evitó que el hecho pasara a mayores”. Las enormes llamas provocaron que uno de los surtidores resultara dañado, por lo que la isla en la que se encuentra está fuera de servicio, aunque la estación aún tiene dos en funcionamiento y durante el día de ayer trabajó con normalidad.

El siniestro no causó heridos ni víctimas fatales, pero dejó una marca inolvidable en la memoria de los empleados del ACA.

En bidones
La polémica por la venta al menudeo

En algunas ciudades argentinas está prohibido el expendio de combustibles en envases como bidones. No es el caso de Neuquén, donde solamente se niega la venta de nafta a motociclistas sin casco.

En 2015
El gran susto de Piedra del Águila

Si bien los avances tecnológicos han permitido que las estaciones de servicio picaran en punta en lo que a seguridad refiere, es cierto que en muchos casos se producen accidentes, a veces por fallas humanas y otras por cuestiones técnicas.

El pasado 2015 registró en julio un dramático hecho, al explotar la estación de Piedra del Águila mientras dos operarios realizaban tareas de mantenimiento en un tanque vacío.

El estallido provocó grandes daños materiales, partió el techo a la mitad y dejó un pozo de metro y medio en el suelo. Un hecho nunca visto en la localidad.

Fuente:

¿Qué te pareció esta noticia?

Noticias Relacionadas

Deja tu comentario

Lo Más Leído