Insólito: un anciano volvió a robar para regresar a la prisión

Tiene 81 años y dice que el seguro social no le alcanza para vivir.

Un hombre de 81 años, que ha pasado la mayor parte de su vida en prisión por robos a bancos y otros hechos delictivos, dijo que había asaltado una cooperativa de crédito en Tucson meses después de salir de la cárcel porque su pensión del seguro social no era suficiente para vivir. Robert Francis Krebs también les reconoció a los agentes del FBI que no se disfrazó en el robo, ocurrido en enero de 2018, porque “quería que lo atraparan” para poder regresar a la cárcel, lugar en el que pasó más tiempo que en libertad.

Los detalles del último asalto fueron revelados en las actas judiciales presentadas el viernes pasado para definir si Krebs, que cumple 82 años el próximo mes, está apto mentalmente para ir a juicio y sufrir otra condena. Sus abogados dicen que Krebs ha reportado tener síntomas de la enfermedad de Alzheimer. Un neuropsicólogo concluyó que Krebs no era competente para ir a juicio porque tiene demencia senil. No obstante, otros dos expertos en salud mental han dicho que Krebs sí es competente mentalmente y creen que solo finge estar enfermo. Un experto comentó que Krebs había “adornado o exagerado enormemente” su enfermedad para evitar ser procesado.

Te puede interesar...

Ahora depende de un juez decidir si Krebs será llevado a juicio. Si es hallado incompetente, Krebs podría ser enviado a tratamiento para intentar volver a convertirlo en una persona mentalmente apta. Si los médicos deciden que no puede sanar, el juez podría desestimar el cargo de robo a un banco y declararlo civilmente acreedor de atención pública, dijo Mike Black, un abogado defensor en Phoenix que no está involucrado en el caso de Krebs.

Los fiscales relataron que Krebs reconoció ante los agentes del FBI que él realizó el robo en Tucson porque “800 dólares mensuales de pensión no es mucho para vivir en estos días”. William J. Rehder, un experto en robos bancarios retirado del FBI que no está involucrado en el caso de Krebs, dijo que no es extraño que las personas que pasaron décadas en la cárcel no estén bien preparadas para ganarse la vida una vez que son puestas en libertad. “Realmente no pueden lograrlo en el exterior”, dijo Rehder. “Tiene razón: lo del seguro social probablemente no es suficiente para mantenerse y no tiene perspectivas de ingresos”.

Krebs pasó muchos años de su vida tras las rejas por sus costumbres delictivas. Por caso, cumplió una condena de más de 30 años por un robo a un banco en 1981 en Florida, fue sentenciado a tres años en Chicago en 1966 por malversar u$s 72.000 de un banco donde trabajó como cajero y en Arizona otros 17 por robo a mano armada en 1980. Ahora, en el caso que vuelva a ser condenado por este robo a la cooperativa, es probable que la Justicia le otorgue la prisión domiciliaria, por una cuestión de edad. Justo lo que él no quiere.

Asalto a bancos con un engaño terrible

Un ex recluso de 47 años fue el protagonista de las noticias en Israel luego de robar dos bancos de la ciudad de Beerseba con un engaño. El modus operandi consistía en amenazar a los empleados con activar una granada que llevaba en la mano. Sin embargo, la Policía descubrió la verdad.

El hombre ingresó a una sucursal del Postal Bank en un shopping y entregó una nota donde exigía que le entregaran el dinero de la caja. Ante la negativa de la empleada, el delincuente indicó que lanzaría una granada y terminó llevándose u$s 4450. La granada en realidad era una palta pintada.

Fuente:

¿Qué te pareció esta noticia?

Noticias Relacionadas

Deja tu comentario

Lo Más Leído