LMNeuquen Especial

José y los secretos para ser un buen repuestero

Con 24 años en el rubro, dice que la paciencia, la predisposición y el aprendizaje son claves para atender a los clientes.

Neuquén

“Este un rubro en el que todos los días aprendés algo nuevo”. Así define su trabajo el repuestero José Luis Marchant, quien desde hace 24 años está detrás del mostrador de Neurep, firma que ya lleva unos 35 años en la ciudad.

Te puede interesar...

Delante de estanterías de más de dos metros de altura repletas de blísters y cajas de repuestos de diferentes marcas, este hombre pasó gran parte de su vida laboral. José venía de trabajar en una agencia de micros donde su labor terminaba con la atención al público. Contó que cuando empezó tenía poco conocimiento en la materia pero que gracias a la ayuda del encargado fue aprendiendo los secretos que un buen repuestero debe tener con su clientela.

“Este un rubro en el que todos los días aprendés algo nuevo”.

Para él, la clave está en la paciencia y en la predisposición con la gente. “Hay personas que saben lo que buscan y otras que hay que guiarlas. En todo caso, se trata de solucionarles los problemas con su vehículo. Se piden muestras de repuestos o bien se le pide que el mecánico desarme las piezas en caso de que el auto sea muy nuevo y no esté ni en catálogos ni en internet. Pero la mayoría de las veces se van conformes”, contó José, uno de los empleados más antiguos de firma.

El repuestero deslizó que hay que tener cierta pasta para atender, dada la particularidad del rubro. Con tantos años laborales en su haber, en una casa que se especializa en motores, el desafío está en escudriñar el engranaje de los nuevos vehículos computarizados, o bien los que funcionan a inyectores. “Todos los días encuentro un aprendizaje tanto a tratar con repuesteros como con la gente. Además están los compañeros que te enseñan y a los que les enseñás, esto es una familia”, aseguró José.

Con el tiempo, el rubro ha sufrido algunos cambios, por un lado el avance tecnológico hizo que se pueda consultar por internet y eso facilitó su localización cuando no se lo puede hallar en los últimos catálogos.

Hay clientes que piensan que es llegar, comprar y llevar, pero en realidad a veces el vehículo está en circulación pero todavía no se fabrica el repuesto y se tarda un día o dos para poder solucionarlo”, señaló el vendedor.

Sostuvo que en el universo de compradores hay de todo un poco. Si bien predominan los pedidos para autos de líneas nuevas y modernas, aún están los que solicitan repuestos para vehículos con mayor rodaje como los Renault 12, Bedford, Dodge Chrysler o para algún Perkins.

Clientas

A pesar de que suelen ser mayoritariamente hombres los que acuden a comprar, no le resulta extraño ni sorprendente que sean mujeres las que van buscar una pieza determinada. Dijo que generalmente concurren mujeres que saben lo que necesitan y que incluso algunas de sus clientas son mecánicas. Ya no es una rareza ni les sorprende a los vendedores.

“Lo importante es que este es un rubro en el que tenés que tener buena predisposición con la gente, es un trabajo muy serio”, cerró José, quien disfrutará del Día del Repuestero con esa gran familia que constituyó en la empresa.

Tucumán, 1978

¿Por qué se festeja hoy?

En todo el país quedó instaurado que se celebre cada 28 de abril el Día Nacional del Repuestero Automotor. La fecha está relacionada con la fundación de la Federación Argentina de Cámaras de Comerciantes de Repuestos del Automotor (Faccera), que tuvo lugar en San Miguel de Tucumán, el 28 de abril de 1978.

Lo más leído

Leé más

¿Qué te pareció esta noticia?

6.8493150684932% Me interesa
82.191780821918% Me gusta
2.7397260273973% Me da igual
4.1095890410959% Me aburre
4.1095890410959% Me indigna

Noticias relacionadas

Dejá tu comentario