El clima en Neuquén

icon
14° Temp
37% Hum
La Mañana bibliotecas

La aprobación de la prórroga de asistencia trajo alivio para las bibliotecas populares

Diputados le dio media sanción al proyecto de ley que prórroga por 50 años las asignaciones especificas para sostener las industrias culturales.

Los 132 votos afirmativos de los diputados del Frente de Todos, Interbloque Federal, Provincias Unidas y de la Izquierda al proyecto que prórroga por 50 años las asignaciones específicas, le dio un alivio a la tarea que llevan adelante las industrias e instituciones culturales de todo el país. A la hora de votar, hubo 5 votos en contra y 92 abstenciones por parte de la mayoría de los integrantes de Juntos por el Cambio. De esta manera, las bibliotecas populares como así también otras entidades culturales de la provincia podrían seguir recibiendo estas asignaciones que resultan imprescindibles para su desarrollo.

La ley 27432 sancionada en 2017 bajo el gobierno del entonces presidente Mauricio Macri ponía el 31 de diciembre de 2022 como fecha limite de vigencia de la asignación especial destinadas a las bibliotecas populares, INaMu (Instituto Nacional de la Música), el INCAA (Instituto Nacional de Cine y Artes Audiovisuales), el INT (Instituto Nacional del Teatro) y el FOMECA (Fondo de Fomento Concursable para Medios de Comunicación Audiovisual).

Te puede interesar...

Estas asignaciones resultan necesarias para el fomento y el desarrollo del teatro, la música, la danza, el cine, la televisión, el audiovisual, las bibliotecas y medios de comunicación comunitarios. Además miles de puestos de trabajo dependen de estas asignaciones.

La Federación de Bibliotecas Populares de la provincia de Neuquén había alertado de este posible recorte de fondos que reciben estas instituciones. La medida, que ahora se revirtió, ponía en jaque a las 87 bibliotecas populares de la provincia. Señalaron que de no prorrogarse la ley, esos fondos pasarían a formar parte del Tesoro Nacional con lo que se dejaría de financiar automáticamente desde el Estado a estas instituciones culturales. Por ejemplo, en 2021 el fondo especial destinado a la Comisión Nacional Protectora de Bibliotecas Populares (Conabip) alcanzó los 500 millones de pesos. “Es muy importante que nuestros representantes en el Congreso Nacional escuchen la voz de quienes cada día y en cada rincón de la provincia llevan estas instituciones desde la militancia social y voluntaria trabajando para democratizar el acceso a la cultura , la información y la educación”, dijo en su momento, el presidente de la federación, Lucio Mansilla.

apagon cultural.jpg

“Es una pequeña victoria que la consideramos como una victoria de las bibliotecas populares por haber instalado el tema y tomar contacto con cada uno de los diputados”, resaltó Mansilla. Agregó que en su discurso en el recinto, el diputado Guillermo Carnaghi (Frente de Todos) hizo mención a la federación neuquina. “Carnaghi nombró a las bibliotecas populares como gestoras de todo lo que se estaba discutiendo en el recinto porque fue la militancia social de la gente en las bibliotecas la que hizo que los diputados no dudaran de que era indispensable que esos fondos se siguieran destinando”, describió.

Consideró que "esto es la primera pelea para ganar el combate". Agregó que ahora tendrán que acercarse a cada uno de los senadores para explicarles la situación. "Tenemos que contactarnos con nuestros representantes en el Senado y explicarles que estos fondos en realidad se multiplican por 100, porque las bibliotecas populares, lugar de nuestra competencia, cada peso va a parar a un voluntario que lo invierte en atraer gente hacia la lectura, hacia facilitar y democratizar el acceso al libro", precisó.

Por otra parte, señaló que la decisión de abstenerse tomada por el diputado Pablo Cervi (Juntos por el Cambio) y de Francisco Sánchez (PRO) de votar negativo al proyecto de prórroga de las asignación "responden a una posición partidaria que no tiene relación real con la discusión de fondo sino con un enfrentamiento político".

La aprobación de esta prórroga que ahora pasará a la cámara de senadores revierte esa posibilidad de haber puesto en riesgo la financiación de las industrias culturales del país. En ese sentido, el ministro de Cultura de Nación, Tristán Bauer, explicó que “es un logro colectivo de todas y todos los que creemos en la necesidad de garantizar estas asignaciones específicas para financiar el trabajo y la producción de las industrias culturales, impulsadas por organismos como el INCAA, INAMU, INT, ENACON y la CONABIP”. Y agregó que “el cine, el teatro, la música, la comunicación audiovisual y el funcionamiento de nuestras bibliotecas populares deben contar con fondos y reglas claras de financiamiento para poder desarrollarse".

El miembro informante del proyecto y presidente de la comisión de Comunicaciones, Pablo Carro (Frente de Todos), defendió el proyecto, al señalar: “Lo que estamos discutiendo hoy acá es cómo hacemos para financiar y promover nuestra cultura y al conjunto de instituciones que forman el entramado de nuestra cultura. El hecho de que seamos un país pobre no implica que no tengamos que invertir en cultura ", explicó. Y agregó: “he escuchado a muchos decir que 50 años es mucho. Es cierto, pero depende para qué y en qué contexto estemos ubicando estos 50 años”.

Lo más leído

Leé más

Noticias relacionadas

Dejá tu comentario