La cosmética natural tiene sello patagónico

En la ciudad de Centenario, una empresa elabora aceites de caléndula 100% orgánicos y amigables con el medioambiente.

Entre los cuidados de la salud, ejercitarse y comer sano ya son casi un mandato. Pero ¿qué pasa en áreas como la cosmética?

Si bien el mercado está inundado de productos de todo tipo, la mayoría son elaborados con ingredientes que suelen ser tóxicos.

Sin embargo, cada vez más, existen opciones completamente naturales, que trabajan con materias primas orgánicas y que se producen en forma amigable con el ambiente.

Este el caso de Botica Natural, un emprendimiento local generado por dos ingenieras agrónomas que decidieron explorar el uso de plantas medicinales de la región patagónica.

Desde 2013, Claudia Carcagno y Liliana Giambuzzi, que ejercían su profesión en el ámbito de la certificación de producciones orgánicas, decidieron llevar adelante un proyecto de elaboración de productos de cosmética natural utilizando, como materia prima, flores de caléndula, cuyas propiedades son infinitas (ver recuadro).

Así dieron vida a esta empresa que participa en todas las etapas de la producción, desde el cultivo, pasando por elaboración, hasta llegar a la distribución.

Según explican, el cultivo se realiza en Centenario, bajo técnicas agronómicas acordes con los lineamientos de la ley orgánica argentina Nº 25127, que implica, entre otros requerimientos, el desmalezado manual y el control natural de insectos. Periódicamente deben atravesar una verificación donde se constata el uso de productos y técnicas, y se audita el uso racional y respeto de los recursos naturales.

Claudia Carcagno destaca que lo que diferencia a Botica Natural de los cosméticos convencionales es que no utilizan insumos "de síntesis química, como herbicidas, insecticidas, fungicidas", racionalizan el agua y su método de producción no es contaminante y no se realiza testeo en animales.

"Nuestras caléndulas son cosechadas en forma manual y secadas naturalmente, manteniendo la integridad de todos sus principios activos. Debido a que se cultivan orgánicamente, no contienen residuos químicos que puedan transferirse a cualquier preparación que se realice con ellas", resaltó.

A partir de flores de caléndula secas, se desarrollan dos líneas diferentes: una es la llamada línea orgánica, que incluye aceites 100% orgánicos certificados, tanto de caléndula como de rosa mosqueta, y un producto único combinado, y la línea natural, que se trata de extractos liposolubles, es decir que contiene la porción biológicamente activa, elaborado en un laboratorio acreditado experto en fitocosmética.

"Muchos de nuestros clientes utilizan nuestros aceites para elaborar sus propias cremas", explica Claudia, y resalta que su principal misión "es producir un cultivo orgánico y sustentable, en armonía con la naturaleza y no en contra de ella. Como consecuencia de ello, nuestro cultivo se desarrolla en un ambiente biodiverso y la fertilidad de suelo se mantiene devolviendo a la tierra lo que se extrae de ella, mediante la incorporación del material vegetal obtenido por los restos de poda y por el desmalezado".


Cuáles son las propiedades que posee esta flor

La caléndula es una planta cuyas flores poseen compuestos con múltiples propiedades curativas para afecciones dérmicas:

.Actúa como antiinflamatoria, antiséptica, hidratante y regeneradora de las capas superficiales de la piel.

.Aplicada localmente, acelera la curación de heridas, úlceras en la piel, eczemas, quemaduras (incluso solares), forúnculos, callos y verrugas.

.Sobre las articulaciones tiene acción antirreumática.

.Indicada para pieles secas y delicadas.

.Utilizada internamente, en infusión, es un excelente regulador menstrual y calmante de espasmos dolorosos. Ayuda en la cicatrización de úlceras de estómago y duodeno. Es efectiva en casos de gastritis, gastroenteritis y vómitos.

Fuente:

¿Qué te pareció esta noticia?

Noticias Relacionadas

Deja tu comentario

Lo Más Leído