La ejecutaron por $25.000 que tenía para un terreno

La joven paraguaya habría sido asesinada por su novio y un cómplice.

Neuquén.- Su novio le ofreció venderle un lote en Cipolletti por 25.000 pesos, pero le pagó de la peor manera: le robó el dinero y la mató de tres tiros a sangre fría en la meseta, en cercanías del lago Mari Menuco. Jorge Giménez Cáceres (26 años), el novio paraguayo de Rosario Gladys Giménez Ortiz (27), fue acusado de homicidio agravado por el uso de arma de fuego y quedó detenido por seis meses. Horas más tarde, el presunto cómplice del crimen, que también es paraguayo, fue capturado en plena Avenida Argentina por la Policía.

"Rosario fue ejecutada", sentenció el fiscal Maximiliano Breide Obeid en la audiencia que se realizó ayer por la mañana, en la que se reconstruyeron las últimas horas de vida de la víctima y se demostró su relación con el acusado.

Una tía postiza atestiguó que el 24 de enero, día en que la joven fue asesinada, mantuvo una conversación con Rosario, quien se encontraba en la terminal de ómnibus de Neuquén y le contó que le iban a vender un lote en Cipolletti a 25.000 pesos.

Una compañera de Rosario respaldó el dato al asegurar que la noche anterior había cobrado un dinero. "Rosario siempre llevaba la plata encima porque el dueño de la pensión tenía llave de todas la habitaciones", aclaró la testigo.

A esto se suma un video de la cámara de seguridad de la terminal que demuestra que a las 14:10 del 24 de enero, la víctima llevada la misma ropa con la que fue hallada muerta en la meseta. Tenía la cartera y dos celulares. Además, se ve claramente que Cáceres la pasa a buscar en un taxi.

El taxista que lo llevó a la terminal contó que el hombre le dijo: "Voy a buscar a mi novia". El conductor también recordó a Rosario por su figura voluptuosa y detalló que los llevó hasta el barrio Don Bosco y los dejó a unos 20 metros de la pensión donde Cáceres fue detenido el viernes.

El acusado confirmó que hasta ese punto el relato era cierto y su defensora, Laura Giuliani, aclaró que la joven recibió un llamado una hora después y se fue.

Para la fiscalía, a Rosario le robaron el dinero y, como conocía al ladrón, fue ultimada de tres tiros. Aquí es donde ingresa la figura del cómplice que fue detenido ayer en Avenida Argentina.
Para los pesquisas, cuando el juez le dictó la prisión preventiva a Cáceres, el hombre delató a su cómplice para despegarse del crimen. Suponen que fue él quien entregó a Rosario y que el otro paraguayo la mató.

Una de las medidas que solicitó la fiscalía para confirmar la participación de Cáceres fue una prueba de ADN para cotejar con una muestra de sangre que se levantó en la escena del crimen. El hombre se ofreció voluntariamente a realizar la pericia.

Hay evidencia que comprueba la relación

El viernes se realizó un allanamiento en la pensión donde reside Cáceres, ubicada en calle Fortín Primero de Mayo al 1000, en el barrio Don Bosco II. En la vivienda se encontró uno de los celulares de la víctima, una camisa blanca que Rosario llevaba puesta ese día con aparentes manchas de sangre, y una cámara fotográfica en la que aparecen imágenes de la víctima y el acusado en un viaje a Paraguay. Además, se halló un boleto de compraventa de un lote en Cipolletti por 25.000 pesos, mientras que el resto de las pertenencias de Rosario y el arma siguen sin aparecer.

Con la libreta sanitaria al día

Tres días antes del crimen la pareja tuvo relaciones sin protección y después "ella le dijo que tenía sida", explicó el fiscal Maximiliano Obeid, quien incorporó el testimonio de una compañera de Rosario. Por ese motivo se presume que el novio podría haber tenido un arrebato violento. El fiscal retomó la palabra y aclaró que "no es verdad que tuviera sida, tenía la libreta sanitaria al día", según se cotejó en la investigación.

Fuente:

¿Qué te pareció esta noticia?

Noticias Relacionadas

Deja tu comentario

Lo Más Leído