La gran Drácula: dicen que beber sangre hace bien

Según un polémico estudio, sería la clave para vivir más años y mejor.

Parece que Drácula tenía razón nomás. El príncipe de la tinieblas usaba la sangre que bebía de sus jóvenes víctimas para mantenerse inmune al paso del tiempo. Se trata de una ficción, desde luego, pero en general, se sabe, la realidad suele sorprendernos más. Y sin dudas este es uno de esos casos, aunque luego quede como casi siempre en un quizás.

Sucede que el gran sueño de la humanidad de vencer al tiempo (o, al menos, domesticarlo) podría convertirse en una realidad si imitáramos a ese personaje de finales del siglo XIX, y nos dedicáramos a beber sangre humana joven. Lo que además reduciría las posibilidades de que desarrollemos trastornos relacionados con la edad. Al menos así lo asegura un nuevo estudio que por estos días está reabriendo una vieja polémica.

Te puede interesar...

Dicho más simple, un grupo de científicos dice haber descubierto que beber sangre humana joven podría retrasar el envejecimiento, además de reducir las posibilidades de desarrollar trastornos relacionados con la edad, como cáncer y enfermedades del corazón. Para aseverar tal cosa, los científicos se basan en el hallazgo de que los factores sanguíneos tomados de animales más jóvenes mejoran la salud de las criaturas más viejas. El estudio, publicado en la prestigiosa revista Nature, fue realizado por investigadores de University College London (UCL), y forma parte de una ola de estudios y ensayos respaldados por el cofundador de PayPal, Peter Thiel, una empresa emergente de San Francisco llamada Ambrosia. “Mucha gente considera el envejecimiento como “natural” y, por lo tanto, no debes interferir con la naturaleza. Pero siempre hemos considerado un imperativo ético curar la enfermedad donde la encontremos”, contó la autora del estudio, la genetista Dame Linda Partridge. Ensayos separados de Ambrosia involucraron a 70 participantes, todos de 35 años o más. Luego de recibir plasma, el componente principal de la sangre, de voluntarios de entre 16 y 25 años, los investigadores notaron mejoras en los biomarcadores de diversas enfermedades.

Ambrosia actualmente ofrece plasma sanguíneo para adolescentes a clientes a un costo de 8 mil dólares por 2 y medio litros de sangre. Los ensayos UCL mostraron que los ratones más viejos no desarrollaron enfermedades relacionadas con la edad después de recibir sangre joven. Los ratones también mantuvieron una función cognitiva aguda. Lo opuesto fue cierto para los ratones más jóvenes inyectados con sangre vieja. “La investigación en animales es necesaria para establecer las consecuencias a largo plazo y los posibles efectos secundarios”, cerró Thiel.

En tiempos romanos se animaba a los enfermos, especialmente a los epilépticos, a que acudieran a peleas de gladiadores. Se esperaba que se curaran tras beber la sangre de un combatiente recién muerto.

Sin embargo, en siglos posteriores la práctica médica se centró más en la sangría, un tratamiento basado en la extracción de sangre, que en el consumo de la misma.

--> Las propiedades nutritivas de la sangre

Según explica el médico y periodista de BBC, Michael Mosley, en la práctica médica ha sido más frecuente la sangría que su consumo. “No obstante, la fe en el poder curador y regenerador de la sustancia persistió”. Y agregó: “Las transfusiones de sangre han salvado vidas durante décadas. Además, es indudable que el fluido es en sí mismo extremadamente nutritivo”, sostuvo Mosley, que en 2015 realizó un experimento: ingirió un embutido con su propia sangre. “Es muy calórica”, aseguró.

Fuente:

¿Qué te pareció esta noticia?

Noticias Relacionadas

Deja tu comentario


Lo Más Leído