El clima en Neuquén

icon
15° Temp
66% Hum
La Mañana BIBLIOTECA

La historia de la Biblioteca Alberdi: génesis, cambios y la digitalización

Tuvo lugar en varios sectores de la ciudad hasta el edificio en donde se encuentra actualmente, ubicado en República de Italia y Avenida Argentina.

Los años pasan, la historia se sigue escribiendo, los cambios llegan y a pesar de estos factores, hay lugares que no pierden su esencia y siguen captando la atención de numerosas personas. Tal es el caso de la Biblioteca Popular Alberdi de la Ciudad de Neuquén, un ámbito intelectual de la capital que cuenta con una ambiciosa génesis, al cual ni un virus letal convertido en pandemia ni la masiva ola de digitalización de los últimos 20 años le impidió seguir adelante.

Su historia comienza en la época de gobernación del territorio neuquino por parte de Bouquet Roldán, ideólogo de este espacio, quien se encargó de pedir al gobierno nacional que envíe libros y de esa manera se creó la primera biblioteca neuquina, que en ese momento se bautizó bajo el nombre de Bernardino Rivadavia y funcionaba en lo que era el edificio municipal.

Te puede interesar...

Pero en 1928 las cosas cambiaron. Se empezó a buscar que la biblioteca no sea un espacio que dependa del gobierno, sino que se lleve adelante con el trabajo y empeño de la gente del lugar. El 20 de mayo de aquel año se dio lugar a la primera reunión para tratar la situación de la biblioteca y se decidió renombrarla y llamarla Juan Bautista Alberdi, en homenaje a su libro “Bases y puntos de partida para la organización política de la República de Argentina”. El 10 de noviembre se aprobó la primera comisión provisoria y el 17 de ese mes quedó oficialmente inaugurada en lo que actualmente es la Escuela Primaria N° 2.

primera comisión biblioteca alberdi

En 1931, se mudó a un edificio en Carlos H. Rodríguez y avenida Argentina. Por aquel entonces, el edificio tenía poco más de 850 libros y 200 socios, números que para la época eran altos. Para 1933, la sede cambió hacia un espacio ubicado en Alberdi y avenida Argentina, donde por estos días funciona un centro cultural que lleva el nombre del autor intelectual de la Constitución Argentina de 1853.

En aquella esquina se llevó a cabo durante muchos años el gran desarrollo que tuvo la biblioteca neuquina, puesto que allí se estableció hasta el 2013, año en que se mudó al actual edificio de República de Italia y avenida Argentina.

La biblioteca, que cuenta con 4 empleadas que se encargan de la atención al público, un administrativo, una encuadernadora y una contadora, cumplirá el próximo 17 de noviembre 93 años y el presidente de la comisión directiva que la conforma en estos días, Héctor Sanguiliano, aseguró a LM Neuquén que nada de lo ocurrido en este último tiempo hubiese tenido lugar sin un buen tratamiento por parte de las autoridades políticas. De hecho, la construcción actual fue donada por la provincia.

Héctor Sanguiliano - Biblioteca Alberdi

La comisión, conformada por un presidente, vicepresidente, secretario, tesorero y vocales, tiene lugar a cambios cada dos años y la actual está vigente desde julio de 2020, es decir que agarraron el mando en plena pandemia del coronavirus.

El contexto mundial llevó a la biblioteca a tener sus puertas cerradas por un tiempo, pudiendo reabrir únicamente mediante turnos solicitados por los socios, con especificaciones sobre qué libros necesitaban para tener todo listo y que no se generen aglomeraciones. Incluso, las salas de lectura quedaron cerradas hasta el pasado primero de septiembre, que volvieron a recibir público, siempre respetando los protocolos sanitarios requeridos.

Sin embargo, este virus que mantuvo a toda la humanidad encerrada por mucho tiempo y por ende, a muchas instituciones sin abrir, no dio lugar a que la biblioteca se venga abajo. De hecho, Sanguiliano contó que durante la pandemia se registró muchísimo movimiento de gente que pedía turno para poder tener su libro. Incluso, muchos se acercaban sin el turno por el simple hecho de ver que había gente que entraba y salía. Esto permitió que las cuotas de los socios puedan ser cobradas, siendo uno de los ingresos con los que cuentan para poder mantenerse, sumado a los subsidios estatales y al alquiler del edificio anterior al actual. La fidelidad de los lectores se notó en su máxima expresión.

La digitalización del mundo actual tampoco permitió que los libros físicos dejasen de ser los elegidos. Si bien tener la lectura al alcance de un celular, una tablet o la computadora es una facilidad, la experiencia nunca será la misma que con el papel.

“La biblioteca sigue siendo y debe seguir siendo física. Es un ritual interesante ir a buscar un libro, es un trabajo intelectual muy distinto al que se hace con lo digital. El libro tiene una progresión de lectura importante que debe ser respetado”, remarcó Sanguiliano.

Biblioteca alberdi (2).JPG

En ese sentido, el titular de la comisión tiene muy clara la idea de continuar fomentando la lectura, el acercamiento a los libros: “La biblioteca es una intermediaria entre el lector y el libro. La educación tiene la responsabilidad de promover la lectura, tarea que buscamos desde espacios como las salas infantiles y juveniles que tenemos”.

El respeto por los nuevos formatos, sin dudas, existe, pero desde la biblioteca buscan fomentar el uso de lo tradicional, que tiene sus desventajas debido al deterioro que sufren los libros con el paso del tiempo y de las manos a las que llegan. De todas formas, cabe destacar que la digitalización de libros es una tarea costosa y para nada sencilla si hablamos de textos antiguos, puesto que en la actualidad es muy común que se vendan las versiones digitales de los libros.

Siendo una biblioteca antigua, que ya superó sus 90 años de historia y atravesó momentos críticos generados por los grandes cambios mundiales, actualmente cuenta con 1.200 socios y un inventario de 74.672 libros. La biblioteca Alberdi va por más y seguirá enfrentando cada modificación que traiga el mundo del futuro.

Lo más leído

Leé más

¿Qué te pareció esta noticia?

55.555555555556% Me interesa
33.333333333333% Me gusta
0% Me da igual
0% Me aburre
11.111111111111% Me indigna

Noticias relacionadas

Dejá tu comentario