La lucha de don Asunción

Ante tanta impunidad, don Ávalos apuesta a una señal de su hijo y su esposa para poder encontrar el cuerpo.

Don Asunción Ávalos, papá de Sergio, el estudiante de la UNCo desaparecido el 14 de junio de 2003 del boliche Las Palmas, tiene 85 años y lucha desde hace 16 por saber qué le hicieron a su hijo y dónde está su cuerpo.

No hay posibilidad en las letras para describir las palabras, los silencios, las lágrimas y la voz entrecortada de don Ávalos cuando relata el derrotero que ha vivido.

Te puede interesar...

Ni siquiera siendo padre y tratando de hacer un ejercicio de rol alcanza la imaginación para poder comprender toda la angustia y el dolor que acarrea este hombre.

A don Asunción le arrebataron el hijo por completo, luego lo manosearon la Policía, la Justicia, la Universidad Nacional del Comahue y el gobierno provincial. Todas estas instituciones encubrieron, en alguna medida, la desaparición del joven de Picún Leufú en democracia.

La vergüenza debiera consumir a muchos, pero sabemos que las artes oscuras desconocen este sentimiento tan humano.

Don Ávalos, que sabe que su vida se acorta, a pesar de lo bien que está, solo quiere encontrar el cuerpo de su hijo para darle sepultura y así cerrar el capítulo más terrible de su vida.

A esta altura de los acontecimientos, 16 años han pasado, Asunción, que sabe de injusticia y falta de respuestas, recurre al misticismo, el último bastión del ser humano ante lo imposible, creer en algo más que pueda esclarecer el caso.

Es así que le pide a su esposa y a su hijo que desde el cielo le envíen una señal para encontrar el cuerpo. Nada puede conmover más ante una impunidad tan explícita como la que atraviesa la causa Ávalos.

Fuente:

¿Qué te pareció esta noticia?

Noticias Relacionadas

Deja tu comentario


Lo Más Leído