La marihuana medicinal gana adeptos en la ciudad

Se usa en enfermedades como la epilepsia y hay quienes la elaboran.

Pablo Montanaro
montanarop@lmneuquen.com.ar


Neuquén.- Familias que luchan para aliviar el sufrimiento de sus hijos con epilepsia grave o personas que ya han probado con la medicina tradicional para terminar con los dolores u otros síntomas del cáncer, artrosis, entre otras, tienen en los cultivadores de cannabis la vía para calmar sus dolencias a través del aceite de cannabis, cuyo cultivo está prohibido en Argentina.

Nicolás sufría 300 convulsiones por día. Tenía tres meses y sus padres estaban desesperados. No sabían qué hacer, ni tampoco los médicos de Trujillo, ciudad de la costa norte de Perú, donde vivían, que no sabían qué medicamento proporcionarle al bebé para parar las convulsiones. Los jóvenes padres, Leslie y Jesús, decidieron trasladarse a la Argentina y llevar a su hijo al Hospital Garrahan. "Nico tenía cinco meses, seguía con cientos de convulsiones al día, eran incontables. En el Garrahan estuvo internado un mes", cuenta Leslie, de 28 años, mientras amamanta a su segunda hija, nacida hace una semana.

Por intermedio de familiares que tienen en Neuquén, decidieron hacer una consulta al Hospital Castro Rendón, donde en octubre de 2014 le diagnosticaron epilepsia refractaria a Nicolás. "El caso de Nico es un caso perdido", cuenta que le dijeron los médicos. Mientras tanto, las convulsiones seguían, eran continuas a pesar del arsenal de antiepilépticos, inyecciones de hormona adrenocorticotropa (ACTH), entre otros medicamentos que le suministraban.

Leslie decidió investigar sobre la enfermedad de su hijo, a pesar de que le habían dicho que era un caso perdido. "Como madre no me iba a quedar cruzada de manos", afirma. Así fue que entró a internet y dio con varias páginas de madres de niños con epilepsia que relataban su experiencia con el cannabidiol (CBD), uno de los más de 70 componentes encontrados en el cannabis. "El problema era cómo conseguirlo", subraya Leslie, quien de inmediato se contactó con neurólogos. "Algunos médicos me dijeron que tenían conocimiento del cannabidiol porque sabían de pacientes que lo recibían, pero como es ilegal no podían recetarlo", describe. Tampoco tenía posibilidades de conseguir el aceite Charlotte's Web, llamado así por el caso de Charlotte Figi, la niña que se convirtió en la primera persona con derecho a utilizar cannabis medicinal en Estados Unidos.

Leslie escribió sobre la situación de su hijo y lo envió a diversas páginas de cultivadores de cannabis en Argentina, quienes la contactaron con la Asociación de Cannabicultores del Alto Valle. "Nico tenía 11 meses y la medicación que tomaba era la más fuerte, recibía las dosis que están destinadas para un adulto", explica.

Al comienzo se lo suministraba de a una gota de aceite de cannabis, luego de a dos, pero no hacían efecto. "Empezó a convulsionar cada vez más. Me asusté mucho. Era peor. Consulté y me dijeron que tenía que bajarle la dosis de antiepilépticos". Comenzó a bajarle de a un mililitro la dosis de todos los anticonvulsionantes que su hijo tomaba y le aumentaba una gota más de aceite. "Los espasmos eran lo que más atacaba su desarrollo cognitivo, mental. Al tercer día los espasmos se fueron espaciando, empecé a notarle reacciones que antes no tenía como sonreír, dormir mejor", explica.
Hoy, con dos años, Nicolás toma dos anticonvulsionantes y sus padres le aumentaron la dosis del aceite: ingiere 27 gotas cada 8 horas. "Tiene a lo sumo una convulsión por semana", dice con alivio. "Existen prejuicios sobre la marihuana, pero nadie sabe la parte buena, yo misma lo comprobé", explica Leslie, quien no le saca los ojos de encima a su hijo que sonríe en los brazos de su padre. "Yo no sé qué tiene esta bendita planta, pero hizo que Nico no sufra más convulsiones", afirma.

300 convulsiones por día sufría Nicolás a los tres meses. Ahora tiene una por semana.

Proyecto busca la despenalización

En marzo pasado la diputada Diana Conti presentó en el Congreso un proyecto para despenalizar el uso terapéutico del cannabis. Actualmente, la Ley Nacional de Estupefacientes (23.737) penaliza la tenencia de drogas para consumo personal.

Un caso que abrió el debate

La Administración Nacional de Medicamentos, Alimentos y Tecnología Médica autorizó a la familia de Josefina Vilumbrales, de 3 años, diagnosticada con síndrome de West, tipo de epilepsia grave, importar un aceite de cannabis producido legalmente en Estados Unidos. Es un avance para que el aceite se produzca en Argentina y se hagan investigaciones médicas.

"La gente podría cultivar su propia medicina"

"Existe una base científica que nos avala para afirmar que el cannabis otorga una mejor calidad de vida. En epilepsia refractaria, cuando la medicina tradicional no puede, el cannabis está demostrando que sí, porque hay casos concretos y comprobados de gente que ha logrado reducir las convulsiones", explica Roxana Aguirre, integrante de la Agrupación de Cannabicultores del Alto Valle, quien elabora el aceite cannábico.

Aguirre tiene 46 años y consume marihuana desde los 14, con largas interrupciones por ejemplo cuando estuvo embarazada, entre otras situaciones. "La mayoría de los que integramos la agrupación consumimos marihuana a nivel recreativo y algunos nos hemos volcado a la investigación de sus usos medicinales", señala Roxana, quien hace diez años cultiva la planta.

"Hay que tener derecho a la información y a partir de eso tener la libertad de elegir. Nosotros mostramos los beneficios de la planta", sostiene.

Los pacientes llegan cuando los tratamientos no dan resultado. Describe que el uso de los principios activos de la marihuana están destinados a pacientes con cáncer, artrosis, epilepsia refractaria y también enfermedades de la piel como la dermatitis. "Depende de la patología que tiene se le administra el tipo de aceite. Es una terapia alternativa que tiene mucho de paliativa. Somos cautos, preferimos decir que es una medicina que acompaña y ayuda para que la persona tenga una mejor calidad de vida", comenta.

La agrupación asiste con aceite a unas 20 personas de Neuquén y de otras zonas de la Patagonia.
Sobre los proyectos para despenalizar el cannabis para uso medicinal, Aguirre afirmó: "Son más de 80 años de estigmatización contra la planta de marihuana. Creo que la despenalización sería importante porque de esa manera la gente podría cultivar su propia medicina".

Fuente:

¿Qué te pareció esta noticia?

Noticias Relacionadas

Deja tu comentario

Lo Más Leído