La obligó a arrodillarse y la remató por la espalda

Lo revelan las pericias del crimen de la prostituta paraguaya en el Mari Menuco. Ayer le dieron dos meses de preventiva al petrolero.

Neuquén
Le disparó mientras estaba arrodillada y la remató por la espalda. Juan Carlos Acuña fue acusado de asesinar con una 9 milímetros a una prostituta paraguaya, que todavía no pudo ser identificada. El juez Mauricio Zavala dispuso que el petrolero permanezca con prisión preventiva durante dos meses. La estrategia de la defensa fue cuestionar al testigo clave que incrimina a Acuña como autor del hecho.

"Se me fue la mano con Cariño". Eso fue lo que escuchó el único testigo que vinculó a Acuña, alias el Pichi Quemado, como autor del crimen de la mujer hallada muerta el 24 de enero pasado, en una picada en la zona del lago Mari Menuco. La joven, de entre 20 y 25 años, sólo fue identificada por un testigo gracias a una foto con el apodo de Cariño.

Durante la audiencia de formulación de cargos realizada ayer al atardecer, se conocieron más detalles del caso que mantuvo en vilo a los investigadores.

De acuerdo con la teoría de la fiscalía, Acuña la llevó hasta un lugar desértico de la meseta, un domingo. Ahí la hizo arrodillar y le disparó dos tiros al pecho. El tercero fue el de gracia, y se lo dio por la espalda. Luego abandonó el cuerpo despojándolo de toda identificación.

"Incluso dobló un chip de teléfono para destruir pruebas, pero fue hallado en el sector, tras un rastrillaje", señaló la fiscal.

Los resultados de la autopsia arrojaron que dos plomos estaban en su cuerpo y que murió por las heridas cardíacas y pulmonares provocadas por los disparos.

Esos disparos fueron ejecutados con un arma Bersa calibre 9 milímetros, cuya cartuchería fue hallada en la casa de Añelo en la que vive Acuña, junto a su esposa, una joven de nacionalidad dominicana que en un momento también ejerció la prostitución.

La fiscal Gloria Lucero acusó al petrolero de homicidio calificado por alevosía y agravado por el uso de arma de fuego y solicitó seis meses de preventiva.

La defensa, a cargo de Belén Rodríguez y Laura Giuliani, cuestionó la vinculación de Acuña con el hecho y solicitó su libertad. El juez definió acusarlo de homicidio calificado y le dio la preventiva.

Fuente:

¿Qué te pareció esta noticia?

Noticias Relacionadas

Deja tu comentario

Lo Más Leído