El clima en Neuquén

icon
-1° Temp
90% Hum
La Mañana terapia

La pequeña de 10 años que se recupera tras 21 días en terapia intensiva

Thiare, vecina de Loncopué, se recupera favorablemente luego de atravesar un severo cuadro de coronavirus. Ya salió de terapia intensiva, pero permanece en el hospital Bouquet Roldán.

Aún en medio del horror que deja la segunda ola de coronavirus para muchas familias, con gran cantidad de personas fallecidas a diario, hay historias que se transforman en una luz de esperanza. La pequeña Thiare Salvo Garrido, de diez años, se recupera favorablemente luego de haber estado 21 días internada en terapia intensiva con un grave cuadro de coronavirus.

Su caso conmocionó a toda la provincia de Neuquén pero aún más al pequeño pueblo de Loncopué, de donde son oriundos ella y toda su familia. Es que desde que se contagió debió permanecer 21 días, que parecieron eternos, en terapia intensiva del hospital Castro Rendón, en la capital neuquina. En ese lapso, sus familiares y allegados emprendieron fuertes campañas de cadenas de oración.

Te puede interesar...

Finalmente Thiare se recuperó de lo peor y, aunque continúa con necesidad de oxígeno, ya no corre peligro. Hace dos semanas permanece en el hospital Bouquet Roldán y el pasado viernes le dieron el alta. Sin embargo, aún permanece junto a su mamá en el centro médico, a la espera de la autorización para trasladarse a Loncopué con oxígeno, cuya asistencia necesita seguir teniendo por la noche.

foto de Thiare y su madre.jpg

Mientras Thiare estaba en terapia intensiva, su mamá Johana también permaneció once días internada producto del Covid-19, por lo que su preocupación era extrema. “Fue terrible, fue demasiado, porque yo también estaba mal. No me pasaban los partes y no sabía del todo cómo estaba ella, a mí me contaba mi familia. Pero era demasiada angustia”, recordó Johana, en diálogo con LM Neuquén. “Si bien vos tenés fe y querés que todo sea bueno, en un momento pensás lo peor”, admitió.

La mujer sufrió trombosis en una de sus piernas y también le llevó tiempo recuperarse, pero apenas le dieron el alta pudo acompañar a Thiare y quedarse con ella en la sala. Desde ese momento, la pequeña empezó con mejorías y allí permanecieron juntas cinco días. Primero le bajaron la medicación, luego la extubaron, y de a poco pudo empezar a caminar sola e ir al baño.

“Ella no tiene enfermedad de base. Se agravó su cuadro porque le agarró neumonía y al tener síndrome de Down el cuerpo es más laxo y es mas fácil que se afloje. Entonces empezó a perder rápido la musculatura”, explicó su mamá.

THIARE (5).jpg

Tras más de un mes viviendo en camillas de hospital, Thiare no ve la hora de llegar a su casa para ver a su hermanito y a su perro. “Ella es muy activa y acá mucho no podemos hacer. A veces a la tarde llora y está apurada por irse. Si bien acá estamos bien porque es buena la atención, no es lo mismo que estar en la casa”, contó.

Johana destacó que, por haber estado tanto tiempo en terapia intensiva, su hija “tuvo un avance rápido” y destacó: “Había que ayudarla machismo a caminar, porque había perdido la fuerza de los brazos y piernas. Ella le pone muchísima fuerza para recuperarse. Si bien cuando camina se le nota que está débil todavía y no puede levantar los brazos hasta más arriba de la frente”.

La mujer se mostró esperanzada con la recuperación de Thiare “después de rezar tanto y de pedir tanto” ya que “para lo mal que estuvo, podría haber sido peor”.

Ahora, la pequeña de diez años deberá ser asistida con oxígeno por la noche, ya que ese es el momento en el que más baja la saturación de oxígeno en sangre. Al mismo tiempo, deberá ejercitarse para recuperar la masa muscular y ser asistida por un kinesiólogo en Loncopué, al tiempo que deberá hacerse controles periódicos en Neuquén para medir su evolución.

Lo más leído

Leé más

¿Qué te pareció esta noticia?

26.086956521739% Me interesa
66.666666666667% Me gusta
4.3478260869565% Me da igual
0% Me aburre
2.8985507246377% Me indigna

Noticias relacionadas

Dejá tu comentario