La "tenencia" responsable de una mascota

Adoptar un perro o un gato implica para la persona un compromiso de por vida con otro ser vivo.

Hablar de la tenencia responsable de las mascotas ya parece un tópico políticamente incorrecto.

A fuerza de un dulce ronroneo o de una mirada fiel, los gatos y perros lograron hacerse un lugar entre los vecinos y borraron por completo un debate que los relaciona directamente con una cuestión de salud pública.

Te puede interesar...

Sin negar que son una compañía fundamental y seres vivos merecedores de amor, ese mismo que ellos propinan de una forma abnegada, lo cierto es que no se puede tener una mascota a medias.

Adoptar un perro o un gato implica un compromiso de por vida con otro ser que depende de nosotros, y que requiere de cuidados intensos, que incluyen visitas al veterinario, paseos con correa, limpieza de sus heces y una alimentación de calidad.

Sin embargo, aún existen aquellos que confunden la misericordia animal con dejar agua y comida en las veredas para que las mascotas vaguen sueltas, se reproduzcan sin control y potencialmente ataquen a alguien. Si el animal se reproduce o muerde, deja de ser de ellos para ser una mascota de la calle. Así, una acción desinteresada por un perro o un gato se convierte, en realidad, en un daño hacia el ser humano.

Pensar que los animales sueltos son un problema de salud pública no nos hace más fríos hacia las mascotas sino responsables por nuestras propias vidas y el ambiente que nos rodea. En ese camino, la esterilización es el primer paso para alejarnos de un tema que todos, mal que nos pese, tendremos que asumir.

Fuente:

¿Qué te pareció esta noticia?

Noticias Relacionadas

Deja tu comentario


Lo Más Leído