La tuberculosis, una enfermedad que nunca termina de irse

Qué es en realidad y cómo se contagia.

Buenos aires. La tuberculosis es la novena causa de muerte a nivel mundial y la primera por enfermedades infecciosas. El tema fue noticia en las últimas horas por los seis funcionarios judiciales que, según denuncian, se contagiaron en Comodoro Py. Pero en Argentina continúa siendo un problema de salud pública. Van cuatro años consecutivos de aumento sostenido de la enfermedad. Así lo informó en abril el Ministerio de Salud de la Nación cuando publicó el primer boletín epidemiológico sobre tuberculosis a nivel nacional. Sólo en 2016 hubo 11.560 casos y 757 muertes, 5% más que en 2015, y con importantes diferencias entre jurisdicciones.

La tuberculosis es causada por el bacilo de Koch (Mycobacterium tuberculosis), una bacteria transmitida principalmente por la inhalación de microgotas expelidas al toser, hablar y respirar. Tras la exposición al bacilo, una proporción de las personas implicadas desarrollará una infección pulmonar latente, es decir, que controlaron la bacteria. Aunque, luego, una pequeña proporción adquirirá tuberculosis por alguna inmunodeficiencia. Si bien se transmite por vía respiratoria, algunas personas pueden tener tuberculosis en otro órgano que no sea el pulmón, por la diseminación del bacilo. Pero su localización pulmonar es la que permite el contagio, ya que las personas que la padecen permiten que el ciclo continúe: expelen los bacilos al hablar, toser y estornudar.

Te puede interesar...

Noticias Relacionadas

Deja tu comentario


Lo Más Leído