Lammel: "Funcionamos con remanentes y ropa descartable, si hoy no hay un recambio estamos colapsados para la noche"

Desde el hospital Castro Rendón indicaron que necesitan para los quirófanos 200 ambos diarios para intervenciones quirúrgicas y 500 sábanas de recambio para los 150 pacientes internados.

Tras los incidentes de ayer, director del hospital Castro Rendón, Adrián Lammel, aseguró hoy que la situación es "preocupante" no sólo por la tensión bajo la que están trabajando sino por la falta de ropa de recambio para quirófanos y habitaciones.

"Necesitamos para los quirófanos 200 ambos diarios para cuestiones quirúrgicas y unas 500 sábanas para los 150 pacientes que están internados. Estamos funcionando con remanentes y ropa descartable. Si no tenemos hoy un recambio estamos colapsados para la noche", dijo Lammel en diálogo LU5.

Aseguró que las sábanas para los pacientes las necesitamos durante la mañana. "En el hospital hay mucha tensión, la violencia ha llegado a extremos, acá trabajamos con la vida y la muerte y es difícil hacerlo con esta tensión", agregó.

Es una tristeza no prestar el servicio

El director sostuvo que en esta circunstancia es difícil prestar servicios a la comunidad tanto programadas como en urgencias. "Para poder prestar un servicio adecuado tenemos que poder recibir los insumos correspondientes. Se realizan operaciones de urgencia e impostergables, se están operando tumores o cáncer que si no se operan tiene consecuencia en la vida de una persona. Es una tristeza no prestar el servicio", agregó.

Sobre las medidas que vienen llevando a cabo los empleados tercerizados de una empresa de limpieza, dijo que hablaron con la empresa prestadora para que resuelva la situación. Dijo que por la medida hace un mes que están con problemas de limpieza.

"Los hospitales no podemos quedarnos como rehenes de la situación. Como cualquier otra empresa tiene que prestar un servicio no podemos quedar de rehenes de los problemas que tenga con sus empleados", añadió.

Lammel puntualizó que también hicieron denuncias por la rotura de los relojes digitales - que no sólo marcan la hora de entrada del personal sino también el pago de guardias y horas extras - así como también por la rotura de cámaras de seguridad.

LEÉ MÁS:

Desalojo, caos y violencia

Fuente:

¿Qué te pareció esta noticia?

Noticias Relacionadas

Deja tu comentario



Lo Más Leído