LMNeuquen Columna de Opinión

Las luchas de Ivana y Abril

"Mi mamá me enseñó a pelearla. Ella peleó por todo. Nada le resultó fácil", dijo Abril Rosales, hija de Ivana.

Desde pibita la peleé, desde pibita la sigo. La única herencia que me dejó mi mamá es la lucha”, dijo alguna vez Abril Rosales, la hija de Ivana, quien en 2002 sobrevivió a dos intentos de femicidio a manos de su ex pareja, Mario Garoglio, y que a partir de entonces dedicó su vida a luchar para evitar que otras mujeres vivieran el mismo infierno que ella transitó. Abril, como también su hermana mayor Mayka, eran muy chicas cuando fueron testigos de la violencia de su padre hacia su madre. Y cuando tenían 6 y 10 años fueron abusadas sexualmente por su padre, declarado responsable de ese delito en 2012. Ese año, Mayka se suicidó.

Hoy se estrena Gotas de lluvia, un documental que tiene como protagonista a Abril, que recuerda los momentos más hirientes, dolorosos y terribles de su vida que pudo transformar en militancia. Abril contó los abusos que sufrió, el suicidio de su hermana Mayka y la constante lucha de su madre, que murió el 6 de septiembre de 2017.

Te puede interesar...

El documental de Susana Nieri es una secuela de Ella se lo buscó, en el que esta misma directora puso el foco en la violencia de género e institucional que sufrió Ivana y que la convirtió en una referente de la lucha por los derechos de las mujeres.

Cuando Ivana murió, lo hizo peleando por el proyecto de convertir su casa, en la que sufrió las peores violencias, en un lugar de refugio para mujeres que sufren violencia. Cada vez que la entrevisté, pedía que las mujeres no naturalicen la violencia que sufren. Hay una foto que resume la historia de ambas. Fue tomada en una marcha de mujeres donde se las ve abrazadas con un cartel que dice: “En la calle quiero sentirme libre, no valiente”.

Lo más leído

Leé más

¿Qué te pareció esta noticia?

0% Me interesa
66.666666666667% Me gusta
0% Me da igual
11.111111111111% Me aburre
22.222222222222% Me indigna

Noticias relacionadas

Dejá tu comentario