Limpiar 23 kilómetros de canales, desafío interminable

En lo que va del año, el Municipio ya gastó 4 millones.

NEUQUÉN
La Municipalidad de Neuquén destinó en lo que va del año $4 millones en concepto de limpieza de los 23 kilómetros de canales pluvioaluvionales a cielo abierto que recorren la ciudad. La basura arrojada por los vecinos es la mayor complicación que deben afrontar las autoridades.

Cada vez que llueve, las calles enfrentan un problema, ya que no están preparadas para filtrar grandes cantidades de agua. Ante esta gran necesidad de evitar las inundaciones, los arroyos se perfilan como la mejor alternativa para el drenaje.

En tal sentido, el Municipio ideó a principio de este 2016 un plan anual para el mantenimiento de los canales que ya demandó 4 millones de pesos, principalmente por la contratación de equipo.

El subsecretario de Mantenimiento Vial, Daniel Del Collado, detalló que durante esta semana se limpió el canal Costa Rica, que acompaña las vías desde el Aeropuerto hasta el canal O’Connor, uno de los que se encuentra en mejor estado. Al respecto, el funcionario indicó que los volúmenes retirados de desechos fueron mínimos, aunque señaló que en otras vías pluviales la cantidad de basura voluminosa es alarmante. “Los principales focos de suciedad son el canal Villa María y el O’Connor, ahí es donde nos encontramos con gabinetes de electrodomésticos y se complican las tareas”, explicó Del Collado.

“El problema con este tipo de desechos es que se atoran en las tuberías de los cruces de calle, entonces al llover nos encontramos con que el agua no escurre porque se formó un dique”, señaló.

Del Collado contó que lo más sorprendente que encontraron durante los operativos fueron 4 mezcladoras de cemento. “Me llamó la atención, porque es un signo de la desidia de algunas personas y me hace pensar en que fue el accionar de una empresa”, aseveró.

Otra dificultad que han advertido las autoridades es que una vez que los camiones están a su capacidad máxima, deben llevar la carga hasta los lejanos basurales (ver aparte), lo que representa una demora y retrasa las tareas. “Eso es algo que debemos controlar para mejorar nuestro trabajo”, concluyó.

CÓMO LO HACEN
Entre buzos y máquinas pesadas

El trabajo de las patrullas de limpieza se realiza con una retroexcavadora y dos camiones con capacidad para 18 metros cúbicos. Una vez que se llenan los camiones, las cargas son transportadas a los basurales, donde se depositan.

En algunos sectores, particularmente los que están entubados, como los cruces de calles, se requiere otro tipo de tarea.

Para remover la basura voluminosa y las acumulaciones que esta produce es necesario que entren en acción buzos profesionales.

Fuente:

¿Qué te pareció esta noticia?

Noticias Relacionadas

Deja tu comentario

Lo Más Leído