Lo desconectarán tras 11 años en estado vegetativo

Dejan de alimentarlo e hidratarlo y lo sedarán. Sus padres se oponen

Francia. Mientras la sociedad francesa e internacional debate sobre la eutanasia, el hospital universitario de Reims comenzó a aplicar el protocolo para interrumpir la asistencia médica a Vincent Lambert, el francés que está en estado vegetativo desde hace 11 años.

El caso de Vincent dividió incluso hasta a su propia familia y generó un fuerte debate en Francia sobre la muerte digna. Sus padres y una hermana estiman que Vincent es discapacitado y cortarle la alimentación y la hidratación es una forma de eutanasia, la cual está prohibida en el país galo. Al contrario, su esposa y cinco de sus hermanos denuncian un ensañamiento terapéutico debido que está en estado vegetativo y sufre lesiones cerebrales consideradas irreversibles, consecuencia de un accidente automovilístico sufrido en 2008, cuando tenía 32 años.

Te puede interesar...

Los padres de Lambert, católicos fervientes, se opusieron vehementemente a poner fin a la vida de su hijo y recurrieron sistemáticamente las decisiones judiciales de cesar los cuidados médicos. El sábado le enviaron una carta al presidente Emmanuel Macron pidiéndole que interviniera para mantener a su hijo con vida. “Es una vergüenza, un escándalo absoluto, ni siquiera pudieron besar a su hijo”, reaccionó Jean Paillot, abogado de los padres de Vincent, en declaraciones a la AFP, tras anunciarse la interrupción de los cuidados médicos. “¡Son unos monstruos! ¡Monstruos!”, gritó el lunes desde un vehículo Viviane, la madre de Vincent, al pasar frente al hospital de Reims (noreste) donde está internado.

“Es una vergüenza, un escándalo absoluto. Sus padres ni siquiera pudieron besar a su hijo, fueron informados de la decisión a través de un correo electrónico”. Jean Paillot abogado de los padres de Vicent Lambert.

La esposa de Lambert, Rachel,cinco de sus hermanos y un sobrino apoyaron las decisiones de la Justicia para cesar los cuidados y denunciaron un ensañamiento terapéutico. Según ellos, no hubiera querido ser mantenido en vida a través de máquinas, pero no dejó ninguna consigna escrita.

División: Mientras los padres desean mantenerlo con vida, su esposa avaló cesar los cuidados.

Lo cierto es que los médicos decidieron suspender esos cuidados a partir de ayer, tras una última decisión del Consejo de Estado francés. Validada por el Consejo de Estado en abril, la interrupción de los cuidados médicos prevé que se apagarán las máquinas que lo hidratan y alimentan. También será sedado “de forma profunda y continua hasta su muerte” y le administrarán analgésicos como medida de precaución. El doctor Vincent Sánchez, jefe de la unidad del hospital, anunció el inicio del protocolo de fin de vida.

Fuente:

¿Qué te pareció esta noticia?

Noticias Relacionadas

Deja tu comentario


Lo Más Leído