Lograron que un cerebro muerto tenga actividad

Los especialistas aseguraron que se abrió la categoría "parcialmente vivo".

Un grupo de investigadores estadounidenses logró restaurar actividad celular en los cerebros extraídos de cerdos faenados. Si bien no recuperaron funciones elevadas como la conciencia o la inteligencia, sí pudieron reestablecer actividad metabólica.

En este tratamiento experimental en cerdos, llevado a cabo por especialistas de la Universidad de Yale, los vasos sanguíneos en los cerebros comenzaron a funcionar con el fluir de un sustituto de la sangre y ciertas células cerebrales recuperaron actividad metabólica, incluso respondiendo a los fármacos. Cuando los investigadores evaluaron los cortes de tejido cerebral tratado, descubrieron actividad eléctrica en algunas neuronas. El trabajo es muy preliminar y no tiene implicancias inmediatas para el tratamiento de lesiones cerebrales en humanos, aunque la idea de que algunas partes del cerebro pudieran ser recuperables después de la muerte, como se definió convencionalmente, contradice todo lo que cree la evidencia médica acerca del órgano y plantea acertijos metafísicos.“Teníamos líneas claras trazadas entre ‘esto está vivo’ y ‘esto está muerto’. ¿Cómo pensamos ahora sobre esta categoría de acertijo de ‘parcialmente vivo’? No pensábamos que podía existir”, comentó Nita Farahany, especialista en bioética y profesora de derecho en la Universidad Duke.

Te puede interesar...

Los investigadores consiguieron las cabezas de 32 cerdos faenados para obtener su carne, serrucharon los cráneos y retiraron los cerebros. Para el momento en que comenzó el experimento ya no había sangre en el órgano vital ya que estuvieron a temperatura ambiente durante cuatro horas. En su lugar, el equipo desarrolló un sistema denominado BrainEx que bombea una solución experimental en el cerebro intacto. Tras seis horas de bombeo, ésta trajo oxígeno al tejido y contenía sustancias químicas que le permitieron a los científicos rastrear su flujo con ultrasonido. La solución también contenía sustancias químicas para bloquear las señales nerviosas ya que los científicos razonaron que las células cerebrales se podrían conservar mejor y sus metabolismos se reiniciarían más rápidamente.

BrainEx: Fue el sistema usado en el que se bombeó una solución experimental en el cerebro.

Sin embargo, los investigadores tampoco querían tener la oportunidad de que los cerebros pudieran recobrar la conciencia, por más improbable que pareciera. Si el equipo veía actividad eléctrica que sugiriera conciencia real, tenía planificado darle a los cerebros fármacos anestésicos y enfriarlos para detener el proceso. Además de los cerebros que recibieron la solución BrainEx, examinaron los cerebros que no recibieron infusiones y los que recibieron infusiones de una sustancia simulada. Los cerebros en ambos grupos no mostraron signos de actividad y sus células se deterioraron.

“No es un cerebro viviente, aunque es un cerebro activo celularmente”, sostuvo Nenad Sestan, neurocientífico en la Universidad de Yale, quien lideró la investigación, acerca del tejido revivido. “Queríamos probar si se podían restaurar algunas funciones en las células del cerebro muerto intacto”, agregó.

Fue

Fuente:

¿Qué te pareció esta noticia?

Noticias Relacionadas

Deja tu comentario

Lo Más Leído