Los caballos son más inteligentes de lo pensado

Un estudio reveló que eligen y pueden comunicarse con el hombre.

Noruega
¿Pueden comunicarse con nosotros los caballos? Hasta ahora se pensaba que no era posible. Sin embargo, un nuevo estudio llevado a cabo por científicos (así como veterinarios y especialistas en conducta animal) del Norwegian Veterinary Institute y del Norwegian Institute of Bioeconomy Research, entre otros, ha demostrado cómo un grupo de equinos es capaz de aprender y utilizar exitosamente una serie de símbolos.

Para ello, los investigadores noruegos seleccionaron un total de 23 caballos de distintas razas y les enseñaron a mirar una tabla con tres símbolos diferentes: la primera representaba al caballo llevando manta, la segunda al caballo sin manta y el último dibujo sin ningún cambio. Los caballos podían escoger cualquiera de los tres símbolos acercándose a ellos y tocándolos con sus patas. Tras 14 días de aprendizaje, los equinos fueron capaces de aprender a usar y de reconocer el significado de cada una de las consignas de la tabla.

Los investigadores pusieron a prueba el experimento con distintas condiciones meteorológicas. Y así fue: si hacía frío, humedad y viento, los caballos que no la tenían tocaban el icono con la manta y los que la tenían tocaban el icono de “sin cambios”; si había sol, los equinos tocaban con su pata el símbolo del caballo sin manta o el símbolo de “sin cambios” si no la llevaban puesta.

Los resultados del estudio demuestran que los caballos son capaces de comprender las consecuencias de sus elecciones, lo que evidencia un primer paso para continuar investigando acerca de las vías de comunicación entre caballos y seres humanos.

El estudio ha sido publicado en la revista Applied Animal Behaviour Science y es un avance más en la investigación de la capacidad de cierto animales de interactuar con los seres humanos. Los caballos, entre otras tantas especies, pueden ser amaestrados para realizar distintos tipos de shows, ya sea en circos o en películas, o incluso para la práctica de ciertos deportes en el que estos animales son fundamentales. Todos esos actos mencionados tienen que ver mucho más con la repetición y ejecución que con una elección del animal, algo que sí ocurrió en esta reciente investigación noruega.

La ciencia todavía no ha podido avanzar tanto como para, por ejemplo, lograr que el caballo hable, tal como pasaba en la imaginación de Walter R. Brooks, autor de la famosa serie norteamericana Mister Ed, que se emitió entre 1961 y 1966 y que durante muchos años se vio en la televisión argentina. Ese era un caballo que no sólo tomaba sus propias decisiones, también nos hacía reír.

Fuente:

¿Qué te pareció esta noticia?

Noticias Relacionadas

Deja tu comentario

Lo Más Leído