Los videojuegos pueden enfermar

La Organización Mundial de la Salud aseguró que la adicción por los jueguitos es una patología.

Los videojuegos ocupan gran parte de la vida de los menores. Pero puede llegar el momento en que dejan de ser una simple actividad de diversión para convertirse en un problema serio de adicción y aislamiento. Es por eso que la Organización Mundial de la Salud (OMS) considerará por primera vez que el trastorno por juegos de videos es una enfermedad mental. Es que esta patología será incluida en la próxima edición de la Clasificación Internacional de Enfermedades, la cual no se actualiza desde 1990.

Vladimir Poznyak, jefe del Departamento de Salud Mental de la OMS, adelantó: “Los profesionales de la salud deben reconocer que los trastornos por videojuegos pueden tener consecuencias graves para la salud”. El especialista aclaró que la mayoría de las personas que tienen este pasatiempo no sufren ningún trastorno, siempre y cuando no pase de los límites normales. Sin embargo, el comportamiento puede llegar a causar un deterioro significativo en las áreas de funcionamiento personal, familiar, social, educativo, ocupacional u otras.

La OMS comenzó a considerar esta problemática hace una década y, tras años de trabajo con profesionales, se decidió a reconocer el desorden oficialmente en su próximo manual de diagnóstico. El trastorno se caracteriza por un patrón de comportamiento de juego “continuo o recurrente” y, si bien aún no se cierra su definición, la Organización lo vincula a tres condiciones negativas producidas por el abuso de las juegos digitales.

En primer lugar, está la pérdida de control de la conducta en cuanto al inicio, frecuencia, intensidad, duración, finalización y contexto en que se juego; luego produce un aumento de la prioridad que se otorga a los juegos frente a otros intereses vitales y actividades diarias; y finalmente, el tercer aspecto dice relación con la escalada o mantención de esta conducta, pese a la ocurrencia de las otras dos consecuencias negativas. El informe ICD-11 estará en 2018.

El abuso de este hobby genera deterioro en las áreas personal, familiar, social, educativa y ocupacional.

Fuente:

¿Qué te pareció esta noticia?

Noticias Relacionadas

Deja tu comentario



Lo Más Leído