Luchan contra el fuego descontrolado en Aluminé

Ya afectó unas 200 hectáreas de bosque nativo en el paraje Quilca.

Neuquén.- Más de 150 brigadistas trabajaron intensamente ayer para controlar un incendio que estaba fuera de control en el paraje Quilca, a 40 kilómetros de la localidad de Aluminé. Las autoridades estiman que el fuego afectó unas 200 hectáreas de bosque nativo.

El intendente de Aluminé, Gabriel Alamo, explicó a LM Neuquén que el incendio se originó el jueves por la tarde debido a las tormentas eléctricas cuyos rayos cayeron cerca de la Escuela 57 del paraje.

El incendio forestal se desató en la zona de alta montaña cercana a Aluminé, en el centro oeste de la provincia, muy próximo al Parque Nacional Lanín.

Las altas temperaturas y el viento que se registraron en la jornada de ayer complicaron el trabajo de los brigadistas para controlar las llamas. “Se está realizando un trabajo intenso pero el tiempo no ayuda. Hay viento y alta temperatura”, dijo a LM Neuquén el intendente de Aluminé, Gabriel Alamo.

El jefe comunal agregó que no hay personas ni viviendas afectadas por las llamas. “El incendio se situó en campos privados que son utilizados para la veranada, por lo tanto, no produjo daños en animales ni en personas”.

En tanto, el secretario de Desarrollo Territorial y Ambiente, Jorge Lara, presente en el lugar del incidente, puntualizó que las llamas afectaron bosque nativo especialmente araucarias, caña colihue, lengas y pastizales.

En el lugar están trabajando brigadistas de Aluminé, Chos Malal, San Martín y Junín de los Andes, Villa La Angostura, Villa Pehuenia, Huinganco, Loncopué, además de integrantes del Sistema Provincial de Manejo del Fuego, dos cuadrillas de brigadistas integrantes de la Corporación Forestal Neuquina (Corfone) y Vialidad Provincial, entre otras instituciones.

Desde el viernes dos helicópteros del Sistema Nacional de Manejo del Fuego trabajan con el objetivo de controlar y extinguir el siniestro, a lo que se sumó ayer un tercero.

“Las tareas de los helicópteros del Sistema Nacional de Manejo del Fuego fueron las de rodear el fuego que está descontrolado”, explicó Lara.

Desde el Sistema Provincial de Manejo del Fuego señalaron que el bosque nativo y la montaña son dos de los factores que dificultan las tareas para contener el fuego.

Por otro lado, una ambulancia del hospital de Las Lajas y otra del Sistema Integrado de Emergencias de Neuquén (SIEN) están presentes en el lugar para asistir a personas y brigadistas en caso de que lo requieran.

Alamo destacó que la comunidad educativa de la Escuela 57 del paraje Quilca se encuentra abocada a las tareas de logística. “Docentes, supervisores y auxiliares de servicio están colaborando para asistir a los brigadistas con la comida. Se dispuso a la escuela como lugar de alojamiento de quienes realizan las tareas de controlar el fuego”, describió el intendente de Aluminé.

Además, en distintas localidades, entre ellas la comarca petrolera, las consecuencias del incendio también causaron problemas, ya que fueron alcanzadas por la nube de humo.

Embed

170 hectáreas de bosque nativo han sido afectadas desde el jueves por las llamas.

Las zonas más complicadas

El coordinador del Plan Provincial de Manejo del Fuego, John Cuiñas, precisó que en lo que va de este año se produjeron más de 10 incendios. Sobre las áreas más complicadas en el verano informó que son “las zonas centro y norte de la provincia que están más secas”. Agregó que “las altas temperaturas y los vientos secan aún más, por lo tanto hay más material disponible”. Dijo que las causas principales que producen incendios son las tormentas o alguna negligencia humana.

Fuente:

¿Qué te pareció esta noticia?

Noticias Relacionadas

Deja tu comentario



Lo Más Leído