Magia india

Solari tocó ante 200 mil personas y confirmó que sufre mal de Parkinson. Con un sonido impecable, el show estuvo cargado de clásicos de los Redonditos.

Tandil.- El 12 de marzo será una fecha inolvidable para todos los seguidores del Indio Solari por dos motivos: convocó a más de 200 mil personas a su querido Tandil (aunque las cifras oficiales aseguran que fueron 150 mil) para hacerlas parte del concierto más grande su carrera y confesó que la enfermedad que lo aqueja es el mal de Parkinson.

La cita fue en Tandil y desde el viernes comenzaron a llegar sus fanáticos de distintos puntos del país que -literalmente- "tomaron" la ciudad. En la previa se hablaba de que serían cerca de 100 mil personas las que arribarían a la localidad con el único objetivo de oír a su "dios" cantar una vez más. Los pronósticos fallaron ya que fueron muchas más las almas que le mostraron fidelidad y se instalaron en el hipódromo (que cuenta con una capacidad máxima de 200 mil personas) copándolo de punta a punta.
El ex líder de los Redondos irrumpió en escena apenas pasadas las 21. Sin música de fondo, el cantante utilizó ese momento para gritar a viva voz lo que en las redes sociales se había confirmado desde aquella recordada entrevista con Mario Pergolini. "Veo que en internet está circulando con mucha fuerza la versión de que estoy muy enfermo, y es verdad. Tengo un párkinson que me está pisando los talo­nes, pero les aseguro que no me voy a bajar tan fácil de un escenario", declaró el cantante.

"Tengo un párkinson que me está pisando los talones, pero les aseguro que no me voy a bajar tan fácil de un escenario".

Clavadas las 21:30, el Indio y sus Fundamentalistas del Aire Acondicionado subieron al escenario y se escucharon los primeros acordes de "Nuestro amo juega al esclavo", que hicieron estallar a su público.
A lo largo de las dos horas de show interpretó 27 canciones, de las cuales 12 pertenecen a su etapa en los Redondos. Aún así, no interpretó clásicos como "Juguetes perdidos" y "Un ángel para tu soledad". Estaba pactado hacer 28 temas, pero cuando estaba a punto de cantar su hit "Barba azul", Solari se enojó con algunos espectadores porque le estaban arrojando diferentes objetos, y suspendió la ejecución.

A diferencia de su última presentación en Mendoza (2014), la calidad de la puesta sonora posibilitó escuchar a la banda desde diferentes puntos del hipódromo en forma clara y prolífica. Los productores aseguraron que utilizaron los mismos equipos de sonido que los Rolling Stones en La Plata.

Pasadas las 23:30, el Indio cerró su concierto con el tema "Jijiji" (Oktubre), sin adelantar el lugar de su próximo show. Inmediatamente, sus seguidores lanzaron un grito de guerra para anticipar "el pogo más grande del mundo".

Fuente:

¿Qué te pareció esta noticia?

Noticias Relacionadas

Deja tu comentario

Lo Más Leído