Messi solo no puede

Sampaoli deberá darle socios que lo ayuden en la titánica misión de ganar algo en la Selección.

Argentina empató 1 a 1 con Islandia y desilusionó en su debut. No sólo el resultado fue una decepción, también el juego lo fue: la dependencia de Messi desnudó la falta de juego de un equipo que llegó al Mundial lleno de dudas.

La Selección chocó con la muralla vikinga, que tras un primer tiempo en el que inquietó con pelotazos, en el complemento se encerró en su área y aguantó el resultado para conseguir una igualdad histórica en su debut mundialista.

Te puede interesar...

Argentina fueron Messi y 10 más, pero Messi esta vez solo no pudo. El capitán falló un penal, no estuvo certero en los tiros libres y nunca encontró un socio para atacar por el centro aunque fue el que siempre intentó. “Me siento responsable”, dijo tras el partido. Una responsabilidad que parece exagerada pero marca la realidad del equipo argentino.

A su alrededor hay poco para analizar: Di María fue una sombra de lo que supo ser, Agüero aportó un golazo pero fue intermitente, Meza apareció en el segundo tiempo, Banega hizo más que Biglia, que no hizo nada, y sólo Pavón tuvo rebeldía. El estandarte terminó siendo Mascherano, que a pesar de las dudas que marca su presente, se destacó por su orden, entrega y claridad.

Quedarán en el recuerdo un penal no cobrado y algunos errores defensivos. La realidad es que Argentina debe ganar los dos partidos que le quedan en el grupo para clasificar y mantener la ilusión.

Sampaoli no tuvo tiempo de trabajo y no lo tendrá en el Mundial. Deberá encontrar soluciones en las individualidades y darle a Messi socios que lo ayuden en la titánica misión de ganar algo con la Selección.

Ante Croacia, tendremos que encomendarnos a San Messi, como lo hicimos en Brasil 2014, y esperar que esta vez sí alcance con su magia. Él más que nadie quiere ganar. Y quiere ganar con Argentina.

Fuente:

¿Qué te pareció esta noticia?

Noticias Relacionadas

Deja tu comentario


Lo Más Leído