Ministro japonés quedó en orsái

El titular de Ciberseguridad dijo que nunca usó una computadora.

Japón. El ministro encargado de la ciberseguridad en Japón saltó a las primeras planas de su país tras reconocer que nunca usó una computadora y demostrar que ni siquiera sabe qué es un puerto USB.

Yoshitaka Sakurada, legislador del partido gobernante y quien también está al frente de los Juegos Olímpicos de Tokio 2020, realizó las polémicas declaraciones el miércoles en respuesta a diputados independientes y de la oposición.

Te puede interesar...

“Doy instrucciones a mi ayudante y, por lo tanto, no tengo que meterme en una computadora”, informó. “Pero confío en que nuestro trabajo es impecable”, justificó. Consultado sobre la red eléctrica y el software malicioso (o malware), Sakurada dijo sobre el USB que “básicamente no se usó nunca” en los sistemas de servicios públicos, dando a entender que no sabía a qué se estaba refiriendo.

El funcionario, por si fuera poco, reconoció que no tiene idea de qué es un puerto USB y cuál es su utilidad.

Los legisladores se rieron con incredulidad ante sus respuestas, que fueron recogidas por los medios japoneses. Las sesiones parlamentarias de control a los ministros se emiten en vivo en la televisión nacional japonesa. Los ministros suelen recibir las preguntas parlamentarias con antelación y sus respuestas suelen basarse en la información que les proporcionan los trabajadores de su departamento. En el caso de Sakurada, pudo verse a varios corriendo para entregarle hojas con información cuando le iban realizando las preguntas.

22 años desde que comenzó su función pública en Japón

sakurada, que tiene 68 años, fue elegido por primera vez para el parlamento japonés en 1996. Hoy es legislador oficialista y está al frente de los Juegos olímpicos de tokio 2020.

El primer ministro, Shinzo Abe, es el responsable de la elección de los ministros y Sakurada fue nombrado en la última remodelación de su gobierno, el mes pasado.

Sakurada, de 68 años, se graduó en la Universidad de Meiji y fue elegido por primera vez para el Parlamento en 1996 por la prefectura de Chiba, cerca de Tokio.

Esta es la primera vez que se ve envuelto en una situación polémica. En Japón los medios especulan que con estas declaraciones, el funcionario podría llegar a sufrir algún tipo de sanción. La repercusión, además, es mundial.

Fuente:

¿Qué te pareció esta noticia?

Noticias Relacionadas

Deja tu comentario


Lo Más Leído